El modelo de papá, mamá e hijos cede espacio a nuevos tipos de familia

Durante los últimos 30 años, los tipos de familia en Costa Rica se han diversificado como consecuencia de una sensible disminución del llamado “modelo tradicional”: mamá, papá e hijos.

La familia nuclear pasó de estar presente en un 51,2 por ciento de los hogares nacionales, en 1984, a estarlo en un 41,8 por ciento en el 2011, según datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC).

Entre las composiciones familiares que aumentaron sobresalen aquellos formadas por un padre o madre sin pareja pero con hijos. Las familias monoparentales pasaron de un 8,6 por ciento, en 1984, a un 13,8 por ciento en el 2011. De los hogares monoparentales en Costa Rica, el 89 por ciento (151.569 del total) son jefeados por una mujer.

Otro aumento significativo ocurrió con las parejas sin hijos. En 1984, el 6,9 por ciento de las hogares del país pertenecían a esta categoría; mientras que en el 2011 subió a un 10,7 por ciento.

Sofía Mora Steiner, socióloga del INEC, afirma que los datos evidencia que la sociedad costarricense ha aumentado su visión acerca de lo que es una familia. “Antes los hogares monoparentales (solo la madre o solo el padre) eran estigmatizados; ahora es más común que una mujer pueda vivir sola con sus hijos, no es tan juzgada. De igual forma, hay familias que deciden no tener hijos, en el pasado la idea del matrimonio era, precisamente, la procreación; ese es un tema que se ha ido superando”, señaló la experta.

El demógrafo y subdirector del Centro Centroamericano de Población de la Universidad de Costa Rica, Jorge Barquero, explicó, por su parte, que muchas parejas han empezado a cuestionar la maternidad y paternidad a partir de factores socioculturales; algunos prefieren priorizar en sus carreras profesionales e incluso en tener una mayor calidad de vida en términos económicos.

De igual forma, hay quienes trasladan su vocación de cuido hacia animales. Sin embargo, a pesar del afecto que pueda desarrollar una persona hacia su mascota, ninguna definición la incluye como familia.

En contraposición a las familias nucleares con hijos, que fue la que tuvo mayor disminución; los hogares unipersonales (en los que habita solo una persona) son los que presentan el aumento más significativo al pasar de 5,6 por ciento, en 1984, a un 11,3 por ciento para el 2011.

Si bien esta categoría se puede considerar como un hogar, no esta cobijada por el concepto de familia.