175 personas presentaron recursos de amparo contra recortes en pensiones del Gobierno aprobados el año pasado

ApelaciónExpedientes ingresaron este miércoles 19 de abril a la Dirección Jurídica de Hacienda​

175 personas presentaron recursos de amparo contra las reformas a las pensiones aprobadas en la Asamblea Legislativa el 1 de julio del 2016 que entraron a regir en enero de este año.

El ministro de Hacienda, Helio Fallas, explicó este jueves en conferencia de prensa que los 175 recursos de amparo ingresaron este miércoles a la Dirección Jurídica de la institución para el análisis respectivo.

“Nos reuniremos con el Ministro de Trabajo (Alfredo Hasbun) este jueves en la tarde, para consensuar los argumentos que se tienen y para buscar una manera uniforme de dar respuestas a estos recursos de amparo”, agregó Fallas.

El jerarca de Hacienda indicó que desde la entrada en vigencia de la reforma a las pensiones esperaban recursos o apelaciones contra las nuevas medidas que aplican estas leyes para contener el crecimiento de las pensiones.

“Nosotros en realidad, de alguna manera, esperábamos esto, no que llegaran todas el mismo día pero sí lo anticipamos”, comentó el Ministro de Hacienda.

Fallas puntualizó que estos recursos de amparo están orientados a defender las pensiones como un “derecho adquirido”, aunque todavía no se tienen mayores detalles de los argumentos que plantean estos reclamos legales contra la reforma.

Bisturí a pensiones

La reforma aprobada en el Congreso el año pasado consta de cuatro proyectos de ley que buscan contener el crecimiento de las pensiones en momentos donde el país atraviesa una difícil situación fiscal.

La primera ley es la reforma a las pensiones de los hijos de los diputados. La legislación elimina la revalorización anual que era del 30% y la cambia por un ajuste semestral con base en el nivel de la inflación que se tenga en ese periodo.

Con este cambio las pensiones solo se podrán heredar a hijos de diputados entre 18 y 24 años que se mantengan como estudiantes activos o con una condición física que les impida trabajar.

El otro cambio es la reforma para contener gasto en pensiones con cargo al presupuesto. En este punto también se estableció un aumento anual con base en el costo de la vida, se eliminaron las revalorizaciones específicas que causaban desigualdad y se aumentó el porcentaje de cotización del 7% al 9%.

Además, la ley obliga a los bancos a devolver de forma obligatoria los montos de pensiones de personas fallecidas.

En tercer lugar se encuentra la reforma que crea una contribución especial para los regímenes de pensiones.

Con la nueva norma, las pensiones que superen los 10 salarios base (¢2,5 millones) tendrán que hacer aportes especiales que oscilan entre el 25% y el 75% de forma escalonada conforme aumente el monto. Estas retenciones no podrán superar el 55% del monto total de la pensión que se paga al beneficiario.

La medida se aplica a los regímenes de pensiones del Gobierno y se excluyen el Magisterio Nacional y el Poder Judicial.

La última ley aprobada en este paquete establece la cotización de los pensionados a los regímenes especiales y aumenta el aporte del 7% al 9%.

Los fondos que se recauden con estos aportes se utilizarán para financiar el mismo régimen de pensiones.

Esta ley impone cotizaciones más altas para quienes ganan más con el fin de obtener recursos que permitan darle sostenibilidad al régimen que actualmente se financia con el 90% de deuda pública y un 10% de aportes de los mismos pensionados.

Cifras fiscales

Hacienda presentó este jueves las cifras fiscales a marzo del 2017. Los resultados revelan que el deficit fiscal -el faltante de dinero del Gobierno- cerró el mes en un nivel de 1,2% de la producción nacional, lo que representan ¢409.770 millones.

El déficit fiscal mantiene el mismo nivel que registró en marzo del 2016 con una presión importante generada por las transferencias que llegaron al 43,4% y representan el principal rubro de gastos del Gobierno.