Dejar una huella saludable con comida le abrió camino a tico en Colombia

#EmprendedoresGoodFood ofrece plan de alimentación para desintoxicar el cuerpo durante 21 días.

Una tarde de marzo en Sabana Sur es calurosa por definición. Pero al atravesar la puerta negra de un garaje, pasadas la 1:00 p.m., la sensación se transforma en una frescura impuesta por varios pares de imponentes helechos colgantes y una zona verde peculiarmente extensa para estar en una ciudad.

Es el jardín de GoodFood, decorado con pinturas y pisos obra de su creador, que da la bienvenida a sus clientes y colaboradores a un espacio que simboliza el cambio desde adentro hacia afuera. Su empresa ofrece desde hace tres años un plan "sin extremos ni complicaciones" para limpiar el cuerpo de toxinas. Por $750, le cocinan desayuno, almuerzo y cena a sus clientes durante 21 días para que estos se preocupen por cambiar otros aspectos de su vida como el ejercicio y la meditación, ofrecidos por tres emprendimientos aliados de yoga, pilates y ciclismo indoor.

"Quienes vienen a GoodFood lo hacen porque están buscando estar mejor", explicó el joven de 35 años detrás de la empresa, Sergio Leiva Gallardo.

Leiva no es chef de profesión, pero siempre ha sido un apasionado de la cocina. Durante más de 15 años laboró como publicista y comunicador

Como funcionó, recibió desconocidos en su casa para cocinarles y 18 meses después encontró un lugar especial donde recibe a sus clientes. GoodFood "chinea" a sus clientes durante casi un mes con un seguimiento personalizado y especializado con expertos de la salud para asegurarse que la desintoxicación va de acuerdo a lo planeado.

Al volverse a abrir la puerta negra, vuelve la sensación de calor al cuerpo y aparece un extraño sentimiento que añora volver al olor del jardín, el sonido de los pájaros y el agua en movimiento. Tan solo una visita al jardín es suficiente para entender la premisa de GoodFood: "Que todo lo que hagamos venga siempre del corazón".