Característica global de servicios como Netflix imposibilita control fiscal, señala experta

Impuestos​Usuarios podrían evadir controles cambiando su dirección IP

La característica global que tienen servicios digitales como Netflix, HBO Go o Prime Video, terminarían imposibilitando un control fiscal por parte del Estado, tal y como lo señaló este viernes la experta en comercio electrónico y socia directora de MediaLab, Diana Flaqué.

La opinión de la especialista fue dada en el programa Nuestra Voz, luego de que este jueves, la administración del presidente de la República, Luis Guillermo Solís, presentara a la Asamblea Legislativa el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que unifica hasta ocho propuestas "consensuadas" para la captación de ingresos frescos y la disminución del gasto.

La iniciativa prevé gravar con hasta un 15 por ciento de impuesto sobre el valor agregado (IVA) a los servicios de televisión por streaming, entre otros.

A criterio de la socia directora de MediaLab, no hay forma de que el Gobierno logre tapar todas las maneras en las que las personas podrían tener acceso a esas plataformas al mismo precio, entre las que destacó la opción de cambiar las direcciones de IP para descargar los servicios desde otros países como Estados Unidos, estrategia que "no le cuesta dinero" al usuario y que tampoco es prohibida a la fecha.

"Por ejemplo en hosting tenemos el Amazon Web Services o Go Daddy, en plataformas colaborativas tenemos SNAC (Social Networks and Archival Context), en teleconferencias tenemos WebEx Meeting, en recursos humanos tenemos LinkedIn, en comercio electrónico tenemos Bitex, en software personales el Office, Google Apps, en la nube tenemos Dropbox, en redes sociales tenemos Facebook, Twitter. ¿Qué quiere decir esto? Que son servicios globales, es decir, son empresas que no están domiciliadas en Costa Rica pero que todas las empresas en Costa Rica por una razón u otra utilizan estos servicios y también las personas", mencionó Flaqué.

Esta situación se debe a que la mayoría de servicios son ofrecidos desde "la nube", en el que se movilizan los servidores a la red de internet y ya no en propios, como se hacía algunos años atrás.

"Me pareció que están mal asesorados y que tal vez no han entendido el concepto de este tipo de servicios como Netflix, porque lo que pasa es que Netflix es lo que se llama un saas, un software as a service, que son servicios que se basan en la nube, se pagan por consumo, son escalables y tienen una instalación muy sencilla", agregó la socia directora de MediaLab.

Esto significa, a modo de ejemplo, que en el pasado los software como Microsoft Office se compraban de forma física por lo que se adquiría un disco compacto para su instalación en el ordenador, situación que cambió con la implementación de la nube, por lo que hoy día estos servicios se pueden descargar y actualizar desde el internet y en cualquier lugar del planeta.

Los costos de operación con ese sistema de computación en línea disminuyen en un 15 por ciento, motivo por el cual el 60 por ciento de las compañías, tanto grandes como pequeñas, se apegan a esa herramienta en línea, según cifras expuestas por Flaqué.

El viceministro de Asuntos Políticos y Legislativos, Luis Paulino Mora, reconoció que la administración tributaria podría quedarse corta en su accionar ante las posibilidades que ofrece el internet, pero asegura sentirse confiado en que "hay bastantes ciudadanos" que cumplirían con la legislación en caso de que se imponga un impuesto sobre los servicios digitales, y adicionó que el control sí podría ejercerse a los usuarios que usen como mecanismo de pago las tarjetas de crédito.

"Todo bien y servicio que se va a recibir en Costa Rica está gravado, lo que pasa es que se hizo una exoneración específica para este tipo de servicios, que creo que además es políticamente incorrecto exonerar a Netflix y no hacerlo con el señor que vende papas al frente de las casetillas de peaje, por ejemplo. Yo creo que sería socialmente más lógico exonerar a ese vendedor ambulante", dijo el funcionario para justificar el proyecto de ley.

La Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas será sometida a una mesa de diálogo nacional entre las fracciones que integran el Congreso, como texto base a una discusión para intentar palear el déficit fiscal que atraviesa el Estado costarricense.