"Controlaremos lo que podamos controlar", dice Solís ante arribo de 9.000 migrantes extracontinentales

preparación​Mandatario señaló que autoridades lo harán evitando “turbulencias” para el país

El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, afirmó este jueves que ante la inminente oleada de migrantes extracontinentales las autoridades controlará "lo que podamos controlar".

El Gobernante señaló que las autoridades del país procurarán que suceda con la menor "turbulencia" posible.

El Caciller Manuel González, en una comparecencia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) este miércoles, informó que se espera un nuevo grupo de al menos 9 mil migrantes africanos y asiáticos.

El Mandatario admitió que el cuerpo policial del país no es suficiente para proteger la frontera por lo que deben optar por dejarlos pasar al no tener otra alternativa.

Con tono molesto, Solís hizo ver que no pueden quitar oficiales de las comunidades para que vayan a atender la situación en la frontera entre Panamá y Costa Rica.

Eso sí, el Mandatario aseguró que la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME) se refuerza con equipo tecnológico, y en alianza con INTERPOL, tratará de identificar a las personas que viajan de manera irregular.

Seguidamente, el Gobernante admitió que se necesita más personal para atender este tipo de situaciones y aprovechó para mencionar que por eso se requiere de una reforma fiscal.

El Presidente recordó que Nicaragua mantiene a su ejército instalado en la frontera para devolver a cualquier migrante que intente ingresar sin documentos a su territorio.

Problema regional

La respuesta integral es la salida a la situación migratoria y para ello se necesita de la contribución de todos los países que fungen como ruta de paso para estas poblaciones que se desplazan, agregó Solís.

El Gobernante señaló que la migración es un Derecho Humano y los países deben dejarlos pasar, siempre y cuando, se haga dentro del marco de la regularización.

Costa Rica solicitó el miércoles un informe de la migración inter y extracontinental a la Secretaría General de la OEA.

El Gobierno también acudirá a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) para plantear alternativas a la situación.