Arquitectos deben "tirarse al agua" para lograr cambio amigable con el ambiente, dice creador de casa ecoeficiente

Aliento​Estructura es la primera autosuficiente en ser diseñada desde cero en el país

Los arquitectos deben "tirarse al agua" para impulsar un cambio en el sistema de construcción que se desarrolla en el país de modo que se logre una mayor armonía con el ambiente.

Así opina uno de los creadores de la primera casa autosuficiente diseñada desde cero en Costa Rica, Felipe Rossi, durante su intervención en el programa radiofónico Nuestra Voz este jueves.

"Yo le diría a todo el mundo, a todos los que estén este ámbito que se tiren al agua con nosotros (VOID opd), porque solo con nuestra firma no vamos a poder hacer el cambio que nosotros creemos que es necesario", explicó Rossi.

Este miércoles, AmeliaRueda.com dio a conocer la "Tropik Work", una construcción que está conectada a 36 paneles solares que alimentan de electricidad a una batería de agua salada hecha con materiales reciclados. Se abastece de agua gracias a un pozo localizado en la propiedad, en una playa de Santa Cruz de Guanacaste

El también arquitecto y socio de VOID opd, Sergio Frugone, explicó que para que este tipo de iniciativas puedan funcionar es necesario contar con "clientes que se arriesguen y tengan el valor para salirse de lo tradicional", incluso instando a instituciones y empresas de que se "arriesguen y sean conscientes con el medio ambiente" para poder vivir de una manera responsable.

El grupo cuenta además con un tercer socio: Ricardo Sevilla.

Tanto Rossi como Frugone contaron que el desarrollo del proyecto ha sido "difícil", pero que el camino les ha resultado "emocionante y enriquecedor", cuyos aprendizajes "no tienen comparación".

VOID opd desarrolló una infraestructura cuyo diseño se realizó a partir de un diagrama base de tres flujos: producción y almacenamiento de energía solar, reutilización de residuos orgánicos y convertirlos en fertilizante orgánico para una huerta y el ciclo hídrico de ahorro y tratamiento de agua residual para ser utilizada en el riego de la huerta.

Esta casa en Guanacaste representa un prototipo de vivienda que se encuentra a prueba y del cual se realizarán mediciones para mejorar y superar el modelo, confirmó Frugone.

La configuración de los hogares se puede adaptar según las cualidades y condiciones de los clientes y sus familias, además de la región del país en la cual se situaría el domicilio, ya que las condiciones climáticas pueden influir en la forma de producir la energía.

El costo de una casa de estas características no se distancia de las soluciones tradicionales, comentó Frugone, quien no se atrevió a dar a conocer una cifra por la confidencialidad de su cliente.

Fotografía tomada de: Andrés García Lachner.