Diputados temen que complejidad de megaproyecto fiscal presentado por Gobierno complique debate

DiscusiónIniciativa de ley del Ejecutivo contempla ocho propuestas de varios partidos políticos

Los jefes de fracción de los partidos Movimiento Libertario y Frente Amplio temen que la complejidad del megaproyecto fiscal que presentó el gobierno de Luis Guillermo Solís complique su debate en una mesa de diálogo nacional.

Dicha preocupación se extrae de las declaraciones dadas este viernes en el programa Nuestra Voz por la congresista libertaria Natalia Díaz y el diputado frenteamplista Edgardo Araya, después de conocer la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, presentada este jueves por el Gobierno y a la Asamblea Legislativa, y cuyo texto ronda las 200 páginas e incluye propuestas de recorte del gasto público así como nuevos impuestos.

Los parlamentarios concordaron en que la extensión del documento no es la adecuada para iniciar acciones para palear la crisis de liquidez que atraviesa el Estado costarricense, tal y como lo había anunciado el 1 de agosto en cadena nacional el presidente Solís.

"A mí lo que me preocupa también de este proyecto es que es bastante amplio, son más o menos 200 páginas y en un ambiente como el que existe hoy en la Asamblea Legislativa es difícil que el proyecto sea viable de aprobar, porque son proyectos amplios y ambiciosos", dijo Díaz.

La libertaria agregó que solicitará el próximo jueves en la primera reunión de la mesa de diálogo nacional que se tome en consideración el tamaño de la iniciativa.

A criterio de la exprecandidata presidencial del Movimiento Libertario, el proyecto se podría discutir en diferentes tractos.

Un criterio similar esgrimió Araya.

"Parece que el Gobierno no ha entendido absolutamente nada porque parece que estas dos semanas (...), lo que hemos dicho y lo que han dicho muchísimas fuerzas políticas y otros sectores de la sociedad, en medios, en periódicos o por la comunicación con la gente, porque precisamente hemos hablado que en un momento como el que se está viviendo se requieren acciones puntuales, sabemos que nos quedan ocho meses, que se va a entrar en una campaña política, por lo que sabemos que se ocupan proyectos concretos, 'acotaditos', con fines muy concretos", argumentó.

Los integrantes del Congreso coincidieron en que el Ejecutivo debe priorizar el reordenamiento de la paga de incentivos salariales del sector público como también el tope en los sueldos de jerarcas, antes de someter a discusión la implementación de nuevos gravámenes contemplados en el aumento del impuesto sobre el valor agregado (IVA) y la modificación a Ley del Impuesto sobre la Renta.

Por su parte, los legisladores Ottón Solís y Rolando González, del Partido Acción Ciudadana y Liberación Nacional, respectivamente, dijeron sentirse satisfechos con la iniciativa que tuvo el Ejecutivo de liderar un texto base que sirva para generar discusión en busca de la reducción del déficit fiscal, que ronda el cinco por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Solís, también fundador del partido de Gobierno, dio su apoyo total al proyecto de ley pese a que anunció que presentará mociones porque considera que es necesario que se sumen más reformas en el empleo público, y agregó que esta es "fácil de entender" debido a que está conformada por propuestas que han expuesto varias fracciones del Congreso.

González, uno de los diputados de la oposición, vio con buenos ojos el documento y el liderazgo mostrado el jueves por el Ejecutivo. A su vez solicitó a las nueve bancadas parlamentarias que en en el encuentro de próximo jueves se trace una "hoja de ruta" con análisis de especialistas.

Según el viceministro de Asuntos Políticos y Legislativos, Luis Paulino Mora, el megaproyecto es un combo de ocho iniciativas que cuentan con el consentimiento de una mayoría del acuerdo nacional.