Sudáfrica da entrenamiento militar a guardaparques para enfrentar a cazadores de rinocerontes

Rescate​Cerca de 1200 animales fueron cazados el año pasado en el país africano

En las afueras de Johannesburgo una academia entrena personas para poder proteger a los rinocerontes de la caza furtiva en la zona. Con un entrenamiento de mucha exigencia, los reclutas deben pasar cerca de un año de formación.

Desde el 2012 el centro está trabajando en la enseñanza de nuevos guardabosques, de una forma exigente, especializados en tácticas militares y en el uso de armas de fuego.

La manera en la que se entrena a los integrantes es necesaria debido a que los cazadores furtivos están armados, "Es el tipo de negocio que debes combatir fuego con fuego" resume el creador de la academia, Simon Rood.

El mercado del cuerno del rinoceronte es específicamente Asia, donde le atribuyen usos medicinales. Aunque este solo esté compuesto de queratina, al igual que las uñas humanas, la demanda en el mercado asiático hace que la caza vaya en incremento. Los rinocerontes sudafricanos son una especie que con el pasar de los años se expone más a desaparecer.

Si los aspirantes logran terminar el proceso de formación, tendrán un sueldo de $340 mensuales.

El ritmo de masacre de rinocerontes se ha acelerado en Sudáfrica, con 393 animales abatidos por cazadores furtivos durante los cuatro primeros meses del año, indicó este domingo la ministra del Medio Ambiente.

"A fines de abril de 2015, el número de rinocerontes que hemos perdido a causa de los cazadores furtivos fue de 393 en el país en su conjunto", contra 331 en el mismo periodo de 2014, se lamentó la ministra Edna Molewa.

El célebre parque nacional Kruger, en la frontera con Mozambique (noreste), sigue siendo el más afectado con 290 animales abatidos, contra 212 un año antes, precisó en una conferencia de prensa.

Este aumento de la caza furtiva a pesar de la intervención del ejército es preocupante en la medida que se acerca el momento en que la mortalidad superará a los nacimientos entre los aproximadamente 20.700 rinocerontes sudafricanos -que constituyen el 80 por ciento de la población mundial.

Los récords son tristemente batidos año tras año: las estadísticas oficiales muestran que 1.215 rinocerontes fueron muertos en Sudáfrica por cazadores furtivos en 2014, contra 1.004 en 2013, 668 en 2012, 448 en 2011, 333 en 2010, 122 en 2009, 83 en 2008 y sólo 13 en 2007.