Expulsión de extranjeros no requiere nuevas leyes, solo aplicarlas con firmeza, dice presidente Solís

MIGRACIÓNMandatario aseguró que sospechosos no serán investigados, “se les expulsará inmediatamente”

El plan que anunció la Dirección General de Migración y Extranjería para expulsar del país a los extranjeros vinculados con actividades irregulares no requiere de nueva legislación, sino de firmeza para hacerlo efectivo, manifestó el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

Tras una reunión con las fuerzas policiales, el gobierno anunció que se realizará un “mapeo” en el próximo mes con el fin de identificar a los foráneos “indeseables” que representen un peligro para la seguridad ciudadana.

“No hay necesidad de hacer nuevas leyes, tenemos facultades en nuestras convenciones internacionales que así lo garantizan varias de ellas, y lo que vamos hacer es aplicarlas con todo rigor. Se ha venido relajando desde hace varios años el tratamiento de estos personajes alegando que tienen derechos, y que no se pueden encerrar, que hay que tener cuidado con un recurso de amparo…”, indicó el presidente.

Solís indicó que esta “nueva política” no es arbitraria, sino que busca mayor rigurosidad contra migrantes que tratan de aprovecharse del estado de derecho en Costa Rica para cometer “fechorías”.

En Migración para determinar quién es un extranjero “indeseable", las autoridades recurrirán a lo que indica la ley como requisitos para permanecer en el país así como a sus antecedentes penales o si es requerido o no por las autoridades, entre otros aspectos.

“Un extranjero tiene demandado al ministro Gustavo Mata porque se le vinculaba con temas de narcotráfico, y como eso ocurría, entonces no se les estaban aplicando las medidas que sí podemos aplicar. Ahora hemos tomado la decisión de hacerlo, y lo vamos hacer con firmeza, y cada vez que agarremos a estos sujetos y tengamos los elementos fundados les aplicamos el debido proceso y van para afuera. No vamos a mandarlos a que les hagan una investigación, no, no, de una vez hacemos el protocolo que se aplica y se sacan del país”, señaló el mandatario.

El Poder Ejecutivo pretende con este plan agilizar la expulsión del territorio nacional de extranjeros vinculados a redes criminales que tengan antecedes penales, y evitar situaciones como la presentada el lunes anterior cuando una balacera frente a un centro educativo en Escazú cobró la vida de dos adultos, y un niño resultó gravemente herido.

“Vamos a volver más rigurosa la política hacia extranjeros que puedan estar vinculados a actividades irregulares, pero quiero precisar que se debe tener cuidado, no se trata de que vamos a perseguir a toda la gente, turistas, o ciudadanos que nos visiten”, aclaró el mandatario.

De acuerdo con el Ministerio de Seguridad, en 29 días se espera que esté listo por parte de Migración una lista de extranjeros con perfiles "indeseables" para valorar su expulsión de Costa Rica.