Huelga y bloqueos anuncian sindicatos para primera semana de febrero contra ley de empleo público

A la calle​Manifestaciones se realizarán en centro de San José y alrededores de Congreso y Presidencia

Con el objetivo de que se "entierre" el proyecto de ley de empleo público, el Bloque Unitario Sindical y Social (BUSSCO) convocó a los trabajadores a una huelga general e indefinida para la primera semana de febrero.

La medida incluye una concentración "multitudinaria" en el centro de San José y protestas y cierre de vías en los alrededores de la Presidencia de la República y la Asamblea Legislativa, detalló el secretario general de la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (UNDECA), Luis Chavarría, quien dijo que aún no se ha definido el día concreto en se realizará el movimiento.

Además de UNDECA, el bloque sindical está conformado por Asociación Nacional de Educadores (ANDE), el Sindicato Independiente de Trabajadores Estatales Costarricenses (SITECO), la Confederación Costarricense de Trabajadores Democráticos (CCTD) y el Sindicato de Profesionales en Ciencias Médicas (SIPROCIMECA).

El proyecto de ley de empleo público fue convocado por el Ejecutivo a sesiones extraordinarias la primera semana de enero, para su discusión y eventual aprobación en el Congreso.

La propuesta (expediente 19.506) es una iniciativa de la liberacionista Sandra Piszk y plantea una serie de cambios a las remuneraciones del empleo público, por ejemplo: limita las anualidades, regula las convenciones colectivas y restringe la dedicación exclusiva. Su objetivo, según sus defensores, es equiparar las retribuciones económicas dentro del sector público y, también, en relación con el sector privado; el norte de reducir pagos desproporcionados e incentivar el ahorro en el gasto.

Para los sindicalistas el proyecto atenta contra la clase trabajadora, les reduce el salario y les quita derechos conquistados a los largo de años de lucha, también argumentan que atenta contra disposiciones laborales actuales y otras que entrarán en vigencia a mediados de año con la implementación de la reforma procesal laboral.

Chavarría destacó que ya no hay oportunidad de diálogo o negociación, que ahora la única salida para evitar la huelga que organizan es que el proyecto se archive, y dijo que el movimiento se mantendrá hasta que logren su objetivo.