Justicia debe contar con plazos para agilizar resolución de casos, coinciden expertos en Derecho

Propuesta​La incorporación de un expediente electrónico podría automatizar trámites lo que daría a los jueces la posibilidad de dictar muchas resoluciones en un periodo corto

El Poder Judicial debe contar con plazos para agilizar la resolución de procesos, coincidieron este jueves dos expertos en Derecho luego de que el Programa Estado de la Nación revelara el Informe Estado de la Justicia el pasado miércoles.

Según explicó el abogado constitucionalista, Fabián Volio, es la Asamblea Legislativa la que debe establecer los periodos máximos a través de las leyes y además fijar las consecuencias o sanciones administrativas que deben recibir los jueces en caso de incumplir con el plazo, para que de esta manera se solucione la "disociación que hay entre el diseño legal y la realidad de los juzgados".

El experto señaló esta como una de las principales preocupaciones de los hallazgos revelados en el Informe, ya que no existe un superior administrativo de los jueces, sino un coordinador que intenta agilizar las resoluciones pero posee pocas facultades disciplinarias.

"En la parte administrativa la puede hacer la Corte Plena (...) puede afinar reglamentos para otros tribunales en tanto se resuelve la fase legislativa de establecer plazos para fallar", aunó Volio.

Además, el abogado dijo que la Corte ha "mecanizado" el Poder Judicial con distintas tecnologías, pero no ha llegado a automatizar el proceso ya que no existe un expediente electrónico, el cual permitiría una solución ágil que daría a los jueces la posibilidad de dictar muchas resoluciones en un periodo corto.

Por su parte, el penalista Ewald Acuña, quien coincidió con los aportes de Volio ante las problemáticas de prontitud, aplaudió la publicación de un informe "independiente" con datos concretos e instó al Poder Judicial a efectuar un análisis a detalle del mismo.

Acuña además señaló la mala calidad de los estudiantes egresados de las universidades que imparten la carrera de Derecho enfocada en la parte judicial, ya que 250 postulantes aplicaron al programa de formación y únicamente 40 aprobaron, situación que coincide con el bajo porcentaje de aprobados en el examen de incorporación al Colegio de Abogados y Abogadas de Costa Rica.