Por "extremistas" Corte Suprema rusa prohíbe a los Testigos de Jehová

decisión​Organización viola reglamentos y contradice la legislación de ese país, según la resolución

La Corte Suprema rusa declaró este jueves ilegal a los Testigos de Jehová y anunció la confiscación de todos sus bienes, porque considera a esta organización religiosa como extremista.

Un responsable ruso de los Testigos, Iaroslav Sivulski, se declaró "conmocionado" por la decisión de los jueces y anunció que la organización apelará.

De acuerdo con las autoridades rusas, entre el 8 y el 27 de febrero pasado se llevó a cabo una inspección no programada de su actividad que reveló que la organización viola reglamentos y contradice la legislación rusa en materia de lucha contra las actividades extremistas.

Los abogados de la organización habían explicado que la prohibición propuesta por el Ministerio de Justicia violaría la normativa internacional, incluyendo el Convenio Europeo de Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Tales acuerdos, así como la propia Constitución rusa, garantizan la libertad de conciencia, de religión, de expresión, de reunión y de asociación (es decir, el derecho a establecer organizaciones jurídicas).

Cuatro testigos de Jehová declararon ante el Tribunal que sus congregaciones no usan las publicaciones incluidas en la lista federal de documentos extremistas y que los Testigos no tienen nada que ver con el extremismo.