Nature Air debe demostrar capacidad técnica y humana para volver a operar

Proceso​La empresa señaló que este viernes en la tarde presentó a Aviación Civil la propuesta de nuevas jefaturas que quedaron vacías, pero entidad debe realizar análisis

La aerolínea Nature Air debe demostrar ante la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) que cuenta con el personal y equipo suficientes para brindar su servicio y que así le sea levantada la suspensión comunicada este viernes.

La decisión de la autoridad reguladora se dio debido a que tres jefaturas de alta importancia para las operaciones de la empresa por distintas causas quedaron vacías.

Mediante un comunicado de prensa, el gerente general de Nature Air, Nelson Vega, señaló que la tarde de este viernes presentaron la propuesta de sustitutos a Aviación Civil para su valoración, por lo que esperan que se pueda levantar la suspensión pronto.

"Muy respetuosos, tomamos las acciones inmediatas y acatamos la medida, ya teníamos avanzada la identificación de un posible Director de Operaciones, Jefe de Adiestramiento y Oficial de Seguridad, todos están contratados y así lo informamos el día de hoy (viernes)", manifestó el representante de la compañía en referencia a una reunión que tuvieron previamente.

Sin embargo, el director de Aviación Civil, Ennio Cubillo, explicó que no se trata solo de plantear un plan sino ejecutarlo. Adicionalmente, deben analizar los planteamientos para contar con la seguridad de que todo se encuentra en orden.

El hecho de presentar (la propuesta) no es de acatamiento inmediato (el permiso). Se requiere un análisis, verificación de atestados y entrenamiento del personal", externó el funcionario.

Cubillo adicionó que ante la pérdida de una de las aeronaves durante el accidente aéreo en Guanacaste el pasado 31 de diciembre, Nature Air debe plantear un plan que demuestre que pueden atender la demanda de pasajeros en las rutas que tienen autorizadas con la flotilla actual, compuesta por dos unidades.

Sobre el tiempo que tarden en levantar la suspensión dependerá de la propia aerolínea y su cumplimiento de todos los requisitos, añadió el director de Aviación Civil.

Nature Air indicó que se ha estado comunicando con los pasajeros para ofrecerles reembolso, sin embargo, la mayoría opta por reprogramar.

La estimación es que unos tres mil usuarios del servicio se verán afectados por la suspensión de vuelos solo este fin de semana.

De acuerdo con datos de la Dirección General de Aviación Civil, durante el primer semestre del 2017 (dato más actualizado) Nature Air movilizó a 45.737 pasajeros. Este número representa el 30,6 por ciento de la cuota del mercado local, la cual está dominada por Sansa (54,9 por ciento). El resto se trata de taxis aéreos.

Con respecto al mismo período, pero en el 2016, la aerolínea suspendida transportó a más personas: 58.827 de 149.303.

El director de Operaciones de Nature Air, Jorge Valverde, presentó su renuncia al cargo; asimismo, la aerolínea quedó sin el jefe de Entrenamiento, Juan Manuel Retana Chinchilla, piloto que falleció en el accidente aéreo ocurrido el pasado 31 de diciembre en Punta Islita, Guanacaste, donde además perdieron la vida 10 turistas estadounidenses.

La empresa cuenta con 80 trabajadores.