Nuevas especies de peces aparecen muertas en Golfo de Nicoya, denuncian vecinos

hallazgo​Bagres, cinchadas, roncos y corvinas se vieron en desembocadura de Abangaritos y estero Moraga

La aparición de nuevas especies de peces muertos- algunas de ellas comestibles- en el área cercana a donde se hallaron miles de anchovetos en playas del Golfo de Nicoya, preocupa a los habitantes de la zona.

El vecino de Manzanillo Deyber Morales, comentó que bagres, cinchadas, roncos y corvinas se encontraron flotando en la desembocadura de Abangaritos y el estero Moraga, a unos 700 metros de donde aparecieron los otros.

El joven comentó que aparecieron muertos este jueves en horas de la mañana y cada vez se nota un número cada vez mayor.

Las autoridades del Ministerio de Salud solicitaron a la población no consumir pescado de la zona del Golfo de Nicoya por el momento mientras que el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) pidió a los pescadores no extraer producto del mar.

"Estamos preocupados porque acá hay alrededor de mil pescadores que se quedan sin trabajo", expresó Morales.

Este miércoles se encontró a miles de anchovetos y corvinas muertos en las playas. Aunque la mayoría no son de consumo humano, sí son utilizados como carnada y alimento de otros peces, por lo que ante el riesgo de que haya veneno Salud prefiere evitar cualquier contacto con las personas.

La falta de oxígeno en el agua o la contaminación (por diferentes vías) son las hipótesis más fuertes que se manejan hasta ahora como posibles causas del incidente.