Obama llama a la unidad más allá de las diferencias y pide a ciudadanos luchar por la democracia y solidaridad

Discurso finalNegar existencia del cambio climático es traicionar a las futuras generaciones, dijo el presidente saliente de EE.UU.

Más allá de las diferencias políticas, ideológicas o de pensamiento que existan, los ciudadanos estadounidenses deben luchar por fortalecer la democracia y creer en la solidaridad. Este fue el principal llamado que hizo Barack Obama en su último discurso como mandatario, al llamar a la población a la "unidad más allá de las diferencias".

Ante un auditorio abarrotado en Illinois, Chicago, de donde fue Senador, Obama trazó las líneas de lo que considera los principales riesgos para la democracia estadounidense.

El primero de ellos tiene que ver precisamente con la solidaridad. Recordó que Estados Unidos es un pueblo basado en ella. "Nuestros fundadores sabían que la democracia requería un sentido básico de solidaridad... la idea de que pese a las diferencias estamos juntos, nos caemos o levantamos como uno solo. Hay momentos en que han querido romper esa solidaridad, y esas fuerzas están probando no solo solidaridad sino la democracia", dijo.

En este punto hizo referencia directa al plan de salud impulsado en su administración el cual dijo ha llevado un servicio más barato a más gente. "Si alguien tiene una propuesta mejor, públicamente la aceptaré", acotó.

Además sobre el terrorismo apuntó que el Estado Islámico es cada vez más débil y sobre el cambio climático lanzó un dardo directo al presidente electo Donald Trump, al decir que negar su existencia es traicionar a las futuras generaciones.

La segunda amenaza a la cual hizo referencia tiene que ver con el tema racial. Aunque dijo que las relaciones raciales son mejores que hace 10, 20 o 30 años Estados Unidos no está "donde debería estar".

En ese sentido, habló no solo de las relaciones de blancos y negros sino también con la población migrante. "Si no invertimos en hijos de migrantes vamos a afectar a nuestros propios hijos porque ellos van a representar una porción mas grande que nuestros hijos en el futuro", vaticinó.

Al respecto apuntó que se debe trabajar por mantener las leyes contra la discriminación y brindar oportunidades a todos por igual.

La tercer amenaza a la democracia mencionada por el líder estadounidense se relaciona con la apatía política, las discrepancias y la dificultad de acuerdos.

Por ello apuntó a la necesidad de reconocer cuando el oponente tiene una buena propuesta y aceptar que puede estar haciendo algo bueno.

Sin embargo dejó un mensaje claro en los ciudadanos: Si las votaciones son bajas, hay que facilitarlas, si no se cree en las instituciones, entonces es responsabilidad del pueblo de asumir su poder y reclamar cambios e incluso tomar parte y postularse a puestos públicos.

"Nuestra Constitución es un hermoso regalo pero realmente es un trozo de papel sin poder por sí solo, nosotros le damos poder, le damos significado con nuestra participación... si está cansado con los ciudadanos en Internet trate de hablar con ellos en la vida real.... si hay que reparar algo póngase de pie... si está en desacuerdo con las autoridades prepare un bloque, consiga firmas y postúlese usted mismo", dijo.

Obama concluyó su discurso agradeciendo a su esposa Michelle Obama, a su familia y al vicepresidente Joe Biden, a quien llamó un hermano para el resto de su vida.