ONU suspende contratación de campaña publicitaria del Gobierno por ¢6,9 millones a través de UNOPS

CancelaciónNaciones Unidas pidió una reunión con el Ejecutivo la próxima semana para clarificar el uso de los recursos que donó el BCIE

El proceso de contratación de una campaña publicitaria sobre corrupción por ¢6,9 millones que pretendía ejecutar el Gobierno mediante la Agencia de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), dada a conocer por este medio, fue suspendido este viernes por la oficina de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Costa Rica.

La Coordinadora Residente de la ONU en el país, Alice Shackelford, confirmó a AmeliaRueda.com que este proceso de contratación fue detenido para evitar especulaciones contra los principios que rigen a la entidad.

La funcionaria del organismo internacional agregó que tanto el proceso de contratación de la campaña publicitaria sobre corrupción, como el estudio de monitoreo y opinión que pretendía concretar el Gobierno a través de la UNOPS, serán sometidos a revisión.

"En el momento que me di cuenta, lo mismo, la disposición es muy clara, todos los procesos en marcha del fondo BCIE que ejecuta UNOPS son sometidos a revisión de este momento en adelante. Esto incluye también el proceso para la producción y difusión para los materiales sobre la corrupción, ustedes van a ver en los próximos minutos que en la página de UNOPS se va a poner en pausa este proceso, hasta que tengamos una reunión con el Gobierno la semana próxima para clarificar exactamente el uso de estos fondos del BCIE", apuntó Shackelford.

El Poder Ejecutivo recibe $1 millón como donación del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para utilizarlos en proyectos a conveniencia. El Ejecutivo decidió que la UNOPS administrara este dinero durante el mandato de Luis Guillermo Solís, sin que se incluya en el presupuesto nacional como lo había recomendado la Contraloría General de la República (CGR) durante la presidencia de Laura Chinchilla.

La funcionaria de la ONU aseguró que esta medida de suspender y someter a revisión todos los proyectos del fondo BCIE que ejecuta UNOPS actualmente tiene como objetivo determinar el uso más idóneo de estos recursos.

"Lo que queremos es evitar cualquier riesgo de especulación sobre los principios de neutralidad, transparencia e independencia de las Naciones Unidas", argumentó.

El pasado martes 8 de agosto, Shackelford se enteró por la prensa que el Gobierno pretendía contratar un estudio de opinión para medir la imagen de sus ministros, para lo cual iba a destinar ¢28 millones del fondo BCIE-UNOPS, en medio de una coyuntura de falta de liquidez acentuada por el déficit fiscal que aqueja las finanzas públicas.

Ese mismo día, la Coordinadora Residente de la ONU en el país convocó una reunión en la que participó el ministro de Comunicación, Mauricio Herrera y el jefe interino de la Oficina de la UNOPS, Jean-François Laurent. En el encuentro, los tres representantes acordaron que lo mejor era cancelar el proceso de contratación de la medición de monitoreo y análisis de opinión.

Pese a que la decisión de suspender este proceso de contratación se acordó desde el martes 8 de agosto, Casa Presidencial informó mediante un comunicado de prensa este jueves 10 de agosto que "el Gobierno decidió cancelar la contratación de estudios de opinión, para conocer de manera científica demandas de la ciudadanía y el impacto de las decisiones gubernamentales, con el fin de evitar suspicacias durante los próximos meses".

Shackelford aclaró que la reunión fue convocada por ella como representante de la ONU y que la decisión de suspender el contrato se tomó por acuerdo entre la UNOPS, el gobierno y las oficina de las Naciones Unidas en el país.