SANSA multiplicará vuelos locales si suspensión de Nature Air lo amerita

MercadoMercado de más de 8 mil clientes mensuales queda disponible

Servicios Aéreos Nacionales S.A. (SANSA) multiplicará la cantidad de vuelos locales que realiza si la suspensión de operaciones de Nature Air -su principal competencia en el mercado de transporte interno- lo amerita.

Así lo aseguró este sábado el gerente general de la empresa, Mario Zamora, durante una entrevista con AmeliaRueda.com realizada un día después de que la Dirección General de Aviación Civil (DGAC) ordenara, debido a la ausencia de tres altas jefaturas en Nature Air, detener los servicios de la aerolínea involucrada en el accidente que ocasionó la muerte de 12 personas el 31 de diciembre anterior.

"Todavía existe la oportunidad de poder ir asumiendo y dando servicios nuevos. Tenemos nuestro mercado y la ocupación es bastante alta, pero siempre hay una oportunidad de servirlo", indicó Zamora.

El aumento en el número de vuelos dependerá de la demanda de pasajeros y destinos.

Actualmente, la compañía cuenta con nueve Cessna Grand Caravans, cada uno con capacidad para 10 pasajeros y dos tripulantes, los cuales son utilizados para el transporte de turistas a 10 destinos en Costa Rica y uno más en Nicaragua.

El resumen estadístico más reciente de Aviación Civil muestra que SANSA transportó al 54,9 por ciento de las 149.470 personas que utilizaron servicios aéreos locales en el primer semestre del 2017. Quien le seguía en el listado es precisamente Nature Air, con un 30,6 por ciento del mercado, mientras que otras 14 empresas de taxi aéreo se repartieron un 14,5 por ciento de la demanda.

La suspensión indefinida de Nature Air abre la posibilidad de repartirse o apropiarse de un mercado aproximado de 8 mil pasajeros por mes, cálculo que se basa en la estadística de pasajeros locales según empresa de 2016, datos disponibles en Aviación Civil.

No obstante, Zamora negó contundentemente que SANSA absorba la tajada que anualmente abarcó Nature Air ya que la estrategia de ésta ha sido redigirir a sus clientes a compañías menores con aviones tipo Cessna, entre otros, cada vez que ha tenido problemas con sus unidades de transporte.

Consultado por este medio, el director general de Aviación Civil, Ennio Cubillo, insistió en que la entidad que lidera vela por la seguridad y el buen servicio y no por la rentabilidad de las empresas competidoras.

El funcionario dijo que es optimista de que la empresa suspendida podrá superar los problemas que vive, para reincorporarse con normalidad.

La autoridad reguladora ordenó el viernes suspender las funciones de Nature Air hasta que demuestre que cuenta con el personal y equipo suficientes para brindar su servicio, ya que el jefe de Entrenamiento de la compañía, Juan Manuel Retana, perdió la vida mientras piloteaba la nave TI-BEI que se estrelló en Punta Islita, Guanacaste. Además, el director de Operaciones, Jorge Valverde, presentó su renuncia al cargo, dejando vacantes dos posiciones fundamentales para la aprobación de permisos por parte de Aviación Civil.

La empresa cuenta hoy en día con 80 trabajadores.

El gerente general de Nature Air, Nelson Vega, indicó a través de un comunicado que el viernes por la tarde presentaron la propuesta de sustitutos para valoración de las autoridades, quienes de conceder el visto bueno a las personas basándose en sus atestados y entrenamiento personal, estarían levantando la suspensión.

Estimaciones de la compañía indican que unos tres mil usuarios del servicio se verán afectados por la suspensión de vuelos solo este fin de semana. Los mismos han sido contactados por agentes de la aerolínea para el correspondiente reembolso, aunque la mayoría acepta reprogramar el viaje.