Satélite tico atraviesa pruebas en el país y se alista para siguiente etapa en Japón

#BuenasNoticias​Expertos del TEC sometieron componentes a ensayos para comprobar capacidad de materiales

El primer satélite hecho en Costa Rica está finalizando las pruebas locales para poder continuar con la siguiente etapa que se llevará a cabo en Japón, antes de su lanzamiento al espacio.

El presidente de la Asociación Centroamericana de Aeronáutica y del Espacio (ACAE), Carlos Alvarado, detalló que los ensayos están a cargo del Instituto Tecnológico de Costa Rica (TEC), socio del proyecto.

Las pruebas abarcaron parte del primer semestre del 2017 y tienen que ver con la capacidad de los materiales así como las funciones de los componentes que lo integran.

El ingeniero en sistemas del TEC, Adolfo Chaves, explicó que son más de 30 actividades de desarrollo las que pasaron las piezas.

Cumplimiento de funciones básicas de fábrica, diseño y programación y verificación forman parte de las evaluaciones a cargo de la universidad costarricense.

Lo que sigue en el proyecto es el envío del satélite al Instituto Tecnológico de Kyushu donde será sometido a estudios que simulan las condiciones extremas de la operación en el espacio.

Aunque ACAE se reservó por el momento el cronograma de estas fases, el gerente del proyecto, Luis Diego Monge, afirmó a este medio en noviembre anterior que si se aprueba la etapa en Japón el lanzamiento se dará entre finales del 2017 y principios del 2018 desde la Estación Espacial Internacional.

En marzo de este año se llevó a cabo la entrega de los componentes al TEC. Estas piezas fueron fruto de la recaudación tras una campaña en la plataforma Kickstarter, la cual superó la meta de los $75 mil.

Adicionalmente, el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) se sumó al proyecto con la elaboración de la carcasa de aluminio que cubrirá el satélite mientras es transportado.

Esta colaboración contó con instructores de metalmecánica de la entidad.

La carcasa está compuesta por una base cuadrada y rieles amalgamados con pines que activarán los interruptores, los cuales transmitirán una señal a la computadora principal del satélite para que despliegue las antenas (encargadas de la comunicación con las estaciones de la Tierra).

El aparato estará en funcionamiento durante unos seis meses hasta que pierda órbita y se desintegre conforme se acerque al planeta

La tarea que cumplirá el dispositivo será la recolección de datos necesarios que permitan estudiar los efectos del cambio climático en Costa Rica y contribuir al cumplimiento de la meta de carbono neutralidad en el 2021.

Específicamente lo que se hará es medir la evolución de la masa forestal de la región. La muestra se ubica en una parcela en la Zona Norte del país.