Presidente: Chinchilla y Rodríguez ya no mandan, por eso pueden opinar sobre Venezuela sin consecuencias

descargo​Mandatario indicó que informe de OEA sobre ese país es un insumo más y Costa Rica prefiere estudiarlo a profundidad

Las críticas de los expresidentes de Costa Rica Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez sobre la posición tica con respecto a Venezuela parecen tener cansado al mandatario Luis Guillermo Solís.

El Gobernante expresó este lunes que los políticos ya no están al mando de Costa Rica, por lo que pueden emitir criterios al respecto sin pensar en los efectos que puedan tener en el contexto de las relaciones diplomáticas.

"La señora expresidenta y el señor expresidente ya no mandan como titulares del Poder Ejecutivo. Lo ocuparon en su momento, ya no, y por lo tanto tienen mayor libertad para asumir posiciones como las que han asumido con respecto de Venezuela sin medir las consecuencias que eso tenga en el país en el conjunto interamericano", expresó el Mandatario este lunes.

La semana anterior, el presidente tico evitó respaldar una acción específica para suspender a la nación bolivariana de la Organización de Estados Americanos (OEA) impulsada por su secretario Luis Almagro.

Esta posición molestó a los expresidentes quienes constantemente defienden sanciones más contundentes en contra del gobierno venezolano.

Solís explicó que el informe del Secretario General es un insumo más, pero no el único, para tomar una decisión sobre este tema.

El Presidente añadió que es un asunto que deben analizar de manera concienzuda para evitar una afectación a la institucionalidad de la OEA.

"Ya suficientes problemas tiene la organización como para que encima de eso se asuman posiciones allí que no cuenten con una reflexión lo suficientemente profunda al respecto", argumentó el Mandatario.

Chinchilla descalificó esta posición del gobierno costarricense y agregó que "ya no se valen medias tintas" en una entrevista a la cadena televisiva NTN24.

Solís rechazó que no exista una posición clara al respecto pues afirmó que en más de 20 comunicados se han dado a conocer.

A las insistentes acusaciones de la exmandataria que insinúan respaldo de la actual administración al gobierno de Nicolás Maduro, el Gobernante respondió que ella fue al funeral del exlíder Hugo Chávez "en una expresión de apoyo, supongo yo, a esa figura señera de la revolución bolivariana".

Solís concluyó que se debe actuar con madurez, responsabilidad, mesura y prudencia antes de tomar postura sobre este tema.

El secretario de la OEA promueve la suspensión de Venezuela del organismo "por el rompimiento del orden democrático" que mantiene Nicolás Maduro a la cabeza del Ejecutivo.