Frente una tanqueta, un hombre desnudo pide en Venezuela: "No lancen más bombas"

#galeríaHombre terminó junto con otros manifestantes siendo dispersado con bombas de gases y balas de goma, que a él le dejaron marcas en su espalda.

Un manifestante desnudo, únicamente con medias y zapatos deportivos, caminó entre una lluvia de gases lacrimógenos en la protesta opositora del jueves en Caracas y mientras caminaba a una tanqueta militar gritaba: "No lancen más bombas".

El singular episodio ocurrió en la estratégica autopista Francisco Fajardo, en el este de la capital venezolana, donde las fuerzas de seguridad y opositores se enfrentaron en un cruce de bombas lacrimógenas, cócteles molotov y piedras.

Frente a las cámaras de AFP y de otros periodistas que cubrían la marcha, el joven avanzó, a paso normal, hasta llegar a la barrera que formaban agentes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), tomándolos por sorpresa, y trepó con rapidez a un vehículo blindado llevando un libro en la mano.

"No lancen más bombas, por favor, no lancen más bombas", les pidió. Apenas pudieron reaccionar, unos policías le ordenaron: "¡Bájate! ¡Bájate!".

Poco después, terminó entre otros manifestantes siendo dispersado con bombas de gases y balas de goma, que a él le dejaron marcas en su espalda.

Los adversarios de Maduro mantienen desde el 1 de abril una oleada de protestas en Caracas y otras ciudades para exigir elecciones generales y respeto a la autonomía del Parlamento, de amplia mayoría opositora.

Las manifestaciones, que se prolongan por tres semanas, han derivado en fuertes disturbios que han dejado ocho muertos y centenas de heridos y detenidos.

Los opositores, que exigen elecciones generales, no han logrado llegar al centro de Caracas, bastión del chavismo, donde Maduro encabezó el miércoles una masiva concentración de sus seguidores y este jueves participa en una reunión en la instalación militar de Fuerte Tiuna, en el oeste de la capital.

Las protestas se desataron el 1 de abril, tras sentencias del máximo tribunal electoral, que retiró la inmunidad a los diputados y se adjudicó las funciones del Parlamento, único poder público controlado por la oposición.

Maduro, a quien la oposición acusa de hundir al país en una de las peores crisis económica y política de su historia, asegura que las protestas buscan derrocarlo con el apoyo de Estados Unidos y llevar a una intervención militar contra Venezuela.