Trump repudia disturbios raciales en Virginia que dejan a un fallecido

declaraciones​Al menos 19 personas resultaron heridos en enfrentamientos

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, lamentó la violencia que desencadenó una manifestación de supremacistas blancos y que terminó con la vida de una persona en Charlottesville, Virginia.

"Condenamos en los términos más firmes posibles esta exhibición atroz de odio, fanatismo y violencia", dijo el Mandatario a la prensa desde Bedminster, Nueva Jersey, donde está de vacaciones.

En horas de la mañana, el Gobernante ya había mostrado su repudio a los hechos y pidió calma.

La manifestación, que en pocas horas se convirtió en disturbios entre supremacistas blancos y opositores, cobró una vida luego de que un automóvil negro arremetiera contra peatones que se encontraban en el lugar después de chocar primero con otro vehículo.

El alcalde de Charlottesville de Virginia, Michael Signer confirmó el deceso sin dar más detalles de la víctima.

"Tengo el corazón destrozado por que se haya perdido una vida aquí", escribió el gobernante local "Exhorto a toda la gente de buena voluntad a que se vaya a casa" y se aleje de las manifestaciones.

Además del fallecido al menos 19 heridos resultados de los disturbios y otros más arrestados.

Los grupos de la derecha radical, entre los que figuraba el Ku Klux Klan y neonazis, querían denunciar y oponerse de forma unitaria al proyecto de Charlottesville de retirar de un espacio municipal la estatua del general confederado Robert E. Lee, quien luchó a favor de la esclavitud durante la Guerra Civil estadounidense.