11 taludes en vía a Caldera corren riesgo de colapsar en invierno, según Lanamme

La carretera que une San José con Caldera presenta once puntos donde los taludes requieren arreglos inmediatos, por parte de la concesionaria, según un nuevo informe del Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), de la Universidad de Costa Rica.

El vocero del Lanamme, Roy Barrantes, explicó que esos taludes tienen un alto grado de inestabilidad y representan un riesgo para los usuarios porque pueden colapsar en invierno.

Barrantes mencionó que otros seis taludes necesitan un monitoreo constante por su actual condición de riesgo. En total, Lanamme evaluó 23 puntos en toda la carretera. Según el ingeniero, la falta de un adecuado mantenimiento de las obras de manejo de agua en la carretera provocó que los taludes tengan una alta vulnerabilidad.

vocero del lanamme, roy barrantes

En la troncal principal de la ruta 27, el Lanamme también detectó 14 sitios donde las barreras de contención fueron impactadas por vehículos y aún no han sido reparadas, lo que significa un problema de seguridad vial para los usuarios.


vocero del lanamme, roy barrantes

El vocero del Lanamme puntualizó que las radiales de El Coyol de Alajuela, Turrucares y Atenas deben ser reconstruidas en un corto plazo porque presentan una pérdida de capacidad estructural, es decir, que los pavimentos tienen un diseño inadecuado para soportar las cargas.

Barrantes dijo que lo ideal es que las radiales tengan la misma capacidad que el tramo principal de la carretera a Caldera, Puntarenas.