124 denuncias por maltrato animal llegan cada año a los Juzgados

vulnerables​En el país solo siete criaderos de perros y siete refugios operan con permiso del Senasa


Hongo no tenía ni un solo pelo encima, una infección en la piel lo dejó en un estado de calamidad que repelía a cualquier persona; a Cuella la dejaron amarrada tanto tiempo con un mecate que estuvo a punto de quedar degollada; a Monqui la atropelló un carro y estuvo días tirada en la carretera; a Llamita la quemaron con agua caliente.

Estos cuatro perros, así como los otros 41 que alberga la casa de adopciones Casita Azul, tienen en sus huellas una historia de maltrato, ya sea por negligencia o violencia de algún humano.

Acciones como estas, en su mayoría, quedan impunes y resguardadas por el silencio, pero otras van a dar hasta los Juzgados de Justicia.

Cada año, según estadísticas del Poder Judicial, se presentan 124 denuncias por maltrato animal. La cifra se obtiene de un promedio de todas las denuncias registradas desde el 2009 al 2013 (datos más actuales).

En ese periodo, en total, hubo 620 denuncias.

El dato de las denuncias ante el Juzgado Contravencional es la única cifra oficial de carácter nacional en cuanto a maltrato, aunque diversas organizaciones de bienestar animal llevan sus propios registros.

El maltrato animal está tipificado como una contravención (acción castigada por la ley que no es un delito), y aparece en el inciso 2 del artículo 385 del Código Penal: "Se impondrá de cinco a treinta días multa… A quien maltratare animales, los molestare o causare su muerte sin necesidad, o los sometiere a trabajos manifiestamente excesivos".

Hay una iniciativa que procura sanciones más fuertes, se trata del proyecto de Ley de Bienestar Animal (expediente 18.298), el cual pretende realizar reformas al Código Penal y a la Ley de Protección a los animales. El texto se está trabajando actualmente en la Comisión Legislativa de Ambiente, y fue una de las promesas de campaña del presidente Luis Guillermo Solís.

La historia de Hongo, Cuella, Monqui y Llamita tuvo un final feliz, pues fueron rescatadas y, pese a que no han sido adoptadas, viven en un ambiente de afecto, gracias a organizaciones como Casita Azul.

En el marco del Día Mundial de los Animales, que se celebra este domingo, en conmemoración al día de San Francisco de Asís, santo patrono de los animales, grupos comprometidos con la defensa de los derechos de los animales hacen un llamado a la conciencia y piden respeto para estos seres.


Criaderos de perros

Si bien, a partir de las estadísticas del Poder Judicial no se puede conocer cuántas de las denuncias terminaron en una sanción, hay reportes de casos en donde la decisión de los jueces responsabilizó al acusado.

El más reciente de ellos se dio con un criadero de perros que operaba sin los permisos correspondientes emitidos por el Servicio Nacional de Salud Animal (Senasa).

La sentencia fue emitida en julio por el Juzgado Contravencional de la Unión en contra de un sujeto de apellido Contreras, a quien se le condenó al pago de 30 días multa.


Senasa decomisó a 64 perros que estaban en condiciones "deplorables", según la propia entidad. Los animales fueron atendidos médicamente y luego fueron dados en adopción con la ayuda de Humane Society International.

activista a favor de animales, amanda chaves

Amanda Chaves, funcionaria de esa organización, detalló el efecto perjudicial de los criaderos de perros e instó a la ciudadanía a tomar decisiones responsables a la hora de adquirir un animal de compañía.

El artículo 56 de la Ley General del Servicio de Salud Animal establece entre los distintos establecimientos que requieren un certificado veterinario de operación a todos aquellos que concentren y comercialicen animales, lo que incluye tanto a criaderos como a refugios de perros.

El certificado debe renovarse anualmente. A la fecha, según datos de Senasa, solo siete albergues y siete criaderos operan con permiso, el resto lo hace de forma irregular.

El abogado del departamento legal del Senasa, Kenneth Aronne, explicó que si los ciudadanos conocen de este tipo de establecimientos que no cumplen con las condiciones adecuadas para los animales, pueden presentar una denuncia ante la instancia, la cual procederá a hacer una inspección.

abogado del senasa, kenneth aronne

Actualmente, no existe un reglamento específico para la operación de refugios y criaderos de perros; sin embargo, Senasa trabaja en la elaboración de uno, cuyo objetivo es brindar una mayor protección a los animales.