No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

16 denuncias por afectaciones en inmuebles recibió Patrimonio en 2017

Cinco de las quejas están en proceso de solución

El Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural (CICPC) recibió 16 denuncias por afectaciones en edificios históricos en el mismo año que dos de ellos acabaron en cenizas a consecuencia de voraces incendios que los consumieron en minutos.

Ciudadanos acudieron a la entidad adscrita al Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) para reportar todo tipo de quejas, las cuales van desde un uso excesivo de rotulaciones que impiden la visibilidad de la infraestructura hasta el deterioro general de esta.

El director del Centro, William Monge Quesada, facilitó a AmeliaRueda.com el listado completo de los reclamos, de los cuales 11 ya fueron resueltos mientras que otros cinco están siendo atendidos.

Las denuncias parecen no discriminar, ya que cada una de las siete provincias está involucrada en cada uno de los casos. San José es la que tiene mayor cantidad de quejas, con siete, mientras que Puntarenas y Cartago son las que menos poseen, con una cada una.

De la lista destaca, por ejemplo, un recurso de amparo presentado contra el Instituto Costarricense de Ferrocarriles (INCOFER), que obliga a esa entidad pública a aplicar mejoras en la estación de trenes situada en el centro de Heredia. Esta denuncia fue dada por resuelta pese a que permanece en proceso de solución, ya que las mismas están incluidas en un proyecto integral a largo plazo, según explicó Monge.

Otra terminal ferroviaria declarada como patrimonio, la de río Grande de Atenas, fue motivo de denuncia por su "deterioro general", mismo que está en proceso de revisión por parte de las autoridades del CICPC.

El ingreso de personas para el consumo de bebidas alcohólicas en el beneficio de café en Pejibaye de Turrialba fue motivo de otra de las quejas. Ese mismo escenario se presentó el 26 de noviembre cuando un incendio provocado acabó con el edificio que operó como la comandancia de la histórica cárcel de la isla San Lucas. Para solventarlo, el propietario del inmueble se comprometió a cerrar los portones de ingreso.

En el Mercado de Limón la construcción de tanques de agua en una ubicación no autorizada por Patrimonio obligó a demolerlos y reconstruirlos en el sitio adecuado.

Una situación similar se vivió en el parque puntarenense Mora y Cañas, donde la pintura naranja que se había aplicado sobre un tanque tipo Art Deco tuvo que removerse porque no respetaba las tonalidades que caracterizaban el resto de la estructura.

El antiguo Banco BCT, en San José, también aparece en la lista porque rótulos colocados en sus alrededores afectaban su visibilidad.

La lista de denuncias pendientes de solución incluyen el tajamar de Limón por daños en la estructura, la iglesia de La Merced por una estructura externa que se sitúa en los jardines del templo sin permiso del Centro, así como el deterioro antiguo camino a Carrillo en Moravia y el daño en el tejado y una pared de barro de la casa Delgado Carvajal en Desamparados.

La única queja descartada por el CICPC tiene que ver con supuestas obras hechas en la iglesia de Desamparados sin autorización.

316 edificios en el país han sido declarados como patrimonio cultural.