17 muertos y 4 desaparecidos por lluvias torrenciales en el sureste de Francia

inundaciones​Tres personas mayores fallecieron en un centro de ancianos

Diecisiete personas murieron y cuatro estaban desaparecidas el domingo, debido a inundaciones provocadas por violentas tormentas durante la noche del sábado en el sureste de Francia, un balance que podría aumentar a medida que los socorristas acceden a las zonas siniestradas

El presidente francés, François Hollande, que expresó "la solidaridad de la Nación" a los damnificados, acudió a las zonas afectadas el domingo junto al ministro del Interior, Bernard Cazeneuve.

El sábado por la noche, un intenso aguacero que alimentó la crecida del pequeño río costero de la Brague sumergió las calles de varias ciudades muy turísticas de la Costa Azul, entre ellas Cannes, Niza y Antibes.

La oficina del alcalde de Niza estima que en los dos últimos días ha caído en la ciudad el 10 por ciento de su promedio anual de precipitaciones.

Entre los fallecidos figuran tres personas mayores que murieron ahogadas en un centro de ancianos cerca de Antibes. "Se encontraban en la planta baja y les cubrió una ola de agua", indicó François-Xavier Lauch, alto cargo de la prefectura departamental de los Alpes Marítimos.

Otras tres víctimas fueron descubiertas dentro de su coche en Vallauris-Golfe-Juan. El vehículo fue arrastrado por las aguas al entrar en un pequeño túnel.

La localidad de Mandelieu-la-Napoule fue la más afectada, con siete muertos. Se trata de personas que fallecieron al ser sorprendidas por el agua en párkings subterráneos cuando intentaban sacar su coche.

También perecieron dos personas en Cannes, entre ellas una mujer de unos 60 años que fue hallada sin vida cerca de un aparcamiento, y una en un campin en Antibes. Otra persona murió en un accidente de coche provocado por la lluvia.

"Varios vehículos fueron arrastrados hasta el mar", contó el alcalde de Cannes, David Lisnard. "Es muy espectacular, fueron socorridas muchas personas y ahora debemos prevenir fenómenos de saqueos" en las tiendas, añadió el alcalde, que albergó con urgencia a 120 personas en un local municipal durante la noche.