34 pacientes del México fallecieron en espera de cateterismo cardíaco, concluye informe

investigaciónComisión recomienda optimización de uso de salas de hospital

Solo 34 pacientes del servicio de Cardiología del Hospital México murieron en espera de un catererismo cardíaco, concluyó el informe presentado por la comisión encargada de investigar la denuncia de que 143 pacientes fallecieron sin ser sometidos al procedimiento.

El coordinador del grupo de expertos convocado por la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Carlos Mas, dijo que el número de pacientes presentados en el registro de la jefa de Cardiología del México, Sofía Bogantes, pasó de 143 a 81. Se determinó que estos últimos murieron por un mal del corazón.

Mas explicó que de los 137 asegurados que figuran en el registro, 85 fallecieron por causas cardíacas y 52 murieron por enfermedades como cáncer, infecciones, problemas del hígado y del cerebro.

También añadió que se hallaron problemas con el manejo de las listas de espera como duplicidad de nombres.

En términos generales, la cantidad de pacientes que esperan por un procedimiento cardíaco en el México es 641 de acuerdo con el informe, número que coincide con el presentado por la Gerencia Médica de la CCSS.

Uso de salas

El grupo investigador determinó que hay debilidades en cuanto al uso de las salas para la realización de procedimientos cardíacos, ya que la mitad de las veces solo se utilizan por cinco horas al día.

De acuerdo con el cardiólogo, el balance es positivo, no obstante, se puede aprovechar más horas por la cantidad de pacientes que están esperando por la intervención.

La Junta Directiva de la institución conoció este jueves los resultados de la investigación realizada al servicio de Cardiología del Hospital México y tomó la decisión de remitir el informe a la Fiscalía como insumo para el proceso que lleva el Ministerio Público del caso.

La experta en derecho y miembro de la comisión, Karen Vargas, indicó que el informe no tenía como fin sentar responsabilidades por las irregularidades detectadas, por lo que corresponderá a la auditoría de la CCSS y a la Fiscalía señalar las sanciones que considere necesarias.