42% de alimentos importados que se rechaza por plagas viene de EE.UU.

control​Europa es el segundo continente con mayor cantidad de organismos dañinos encontrados en mercadería

Del total de productos de importación que fueron interceptados en las fronteras costarricenses por la presencia de plagas en los últimos cinco años, el 42 por ciento provenía de los Estados Unidos.

De este país se traen frutas como manzanas, peras, uvas, nectarinas, albaricoques, ciruelas y duraznos, entre otras.

DIRECTOR DEL SERVICIO FITOSANITARIO del estado, FRANCISCO DALL´ANESE

El director del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), Francisco Dall'Anese, explicó que para evitar el ingreso de organismos que puedan perjudicar la salud humana o causar daños en cultivos nativos se hacen pruebas de laboratorio a los productos que vienen del extranjero.

Estos muestreos se ejecutan al azar, excepto en los cargamentos que contienen productos de la canasta básica, ya que en estos últimos la demanda es mayor y no se puede permitir la presencia de sustancias ajenas.

DIRECTOR DEL SERVICIO FITOSANITARIO DEL ESTADO, FRANCISCO DALL´ANESE

De Estados Unidos también se importan diversas plantas como anturios, azaleas, ficus, hortensias, así como tubérculos y esquejes.

La uva, seguida de la manzana y la pera, encabezan la lista de importaciones susceptibles de plagas provenientes de EE.UU..

De hecho, estos tres productos figuran en una ránking de los más recurrentes en la presencia de plagas como insectos, ácaros y larvas.

Si se divide por continente, América es la región en la que más se han detectado plagas antes de que ingresaran al país, ya que del 2010 al 2014 se hallaron anomalías en las muestras de las mercancías en 65 oportunidades, mientras que en Europa fueron 36 y en Asia 23.

Algunos de los países que exportan productos al país son Chile, China, Holanda, España, Alemania, Honduras, Bélgica, Colombia, Taiwán, Kenia, Ucrania e Israel.

Cuando un producto es hallado con alguna plaga se valora la posibilidad de fumigarlo para permitirle el ingreso para su comercialización en el país.

El SFE mantiene puestos de control en las fronteras terrestres, aeropuertos y muelles del país.