5 latinoamericanos figuran entre los 20 nuevos cardenales nombrados por el Papa este sábado

IglesiaPanamá tiene por primera vez en su historia un cardenal

Cinco latinoamericanos figuran entre los 20 nuevos purpurados nombrados por el papa Francisco este sábado.

Ellos provienen de Panamá, México, Uruguay, Colombia y Argentina. También hay un español.

Dos de los latinoamericanos corresponden al perfil de purpurado para las periferias: el arzobispo panameño José Luis Lacunza Maestrojuán, que trabaja con pueblos indígenas para protegerlos de intereses mineros, y el mexicano Alberto Suárez Inda, que vive en un lugar golpeado por la violencia de los cárteles de la droga.

Los nuevos "príncipes de la Iglesia" recibieron la birreta roja así como el título y el anillo cardenalicio de manos del papa argentino y en presencia del papa emérito Benedicto XVI, quien estaba vestido con sotana blanca, una prerrogativa de los pontífices.

Tal como ocurrió hace un año, durante la ceremonia de investidura de los primeros purpurados del pontificado de su sucesor, Benedicto XVI asistió en la primera fila.

Pese a la solemnidad del acto y del lugar, Francisco recordó a los nuevos purpurados que "el cardenalato no es una distinción honorífica" "ni un accesorio" o condecoración" sino "un punto de apoyo y un eje para la vida de la comunidad".

En su breve discurso, el papa trazó el perfil del purpurado de su pontificado: un religioso que conoce "la magnanimidad", que "ama lo que es grande, sin descuidar lo que es pequeño", que conoce "la benevolencia", que vive "en la caridad" y "descentrado de sí mismo", explicó.

"El que está autocentrado busca inevitablemente su propio interés y cree que esto es normal, casi un deber", advirtió Francisco, que los invitó ante todo a rechazar toda injusticia.