500 migrantes murieron en naufragio en el Mediterráneo provocado por traficantes, reporta organismo

drama​También en Libia, decenas de africanos desaparecieron frente a las costas

Hasta 500 migrantes murieron en un naufragio la semana pasada en el Mediterráneo, indicó este lunes la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Dos palestinos rescatados el jueves por un carguero italiano explicaron a la organización que había unas 500 personas a bordo de su embarcación, cuyo naufragio cerca de Malta fue provocado según ellos por los traficantes.

Las autoridades italianas abrieron una investigación. Si estas informaciones se confirman, sería "el naufragio más grave de estos últimos años", máxime al no tratarse de un accidente sino de un "homicidio en masa", denunció la OIM.

Los dos palestinos llegaron el sábado a Pozzallo, en el sur de Sicilia, y fueron interrogados separadamente. Explicaron haber partido de Damietta, en Egipto, con otras 500 personas, entre sirios, palestinos, egipcios y sudaneses.

Según su versión, los traficantes obligaron varias veces a los clandestinos a cambiar de embarcación y el miércoles les pidieron saltar a un barco más pequeño y al parecer más precario.

Mientras tanto frente a las costas de Libia también se reportó la desaparición de decenas de emigrantes africanos el domingo, al naufragar su embarcación. Treinta y seis personas, entre ellas tres mujeres, fueron rescatadas por la marina, afirmó el coronel Ayub Kasem.

"Había un gran número de cuerpos que flotaban. Pero la falta de medios no nos permitió recuperar los cadáveres, sobre todo porque empezaba a oscurecer ayer (domingo). Nuestra prioridad es socorrer a los supervivientes", agregó.

Kasem dijo ignorar cuántas personas se hallaban exactamente a bordo de la embarcación, que naufragó al este de Trípoli: "Quizá 200 personas o más".

Por otra parte, 102 emigrantes africanos fueron rescatados el lunes frente a la localidad de Guarabuli, a 60 km al este de Tripoli, declaró a la AFP un agente de los guardacostas libios, Abdellatif Mohamed Ibrahim, quien informó de tres muertos y otros tantos desaparecidos.

Todos eran hombres y se hallaban a bordo de un bote neumático. Su embarcación había empezado a desinflarse y a llenarse de agua, cuando llamaron a los guardacostas pidiendo ayuda, según Ibrahim.

Libia es un país de tránsito hacia las costas europeas para centenares de miles de emigrantes, de gran mayoría africana. Parten de la costa libia en precarias embarcaciones y tratan de atravesar el Mediterráneo para llegar a Malta o alcanzar la isla italiana de Lampedusa, al sur de Sicilia.