500 puntarenenses serán parte de plan piloto para mejorar detección de cáncer de cérvix

salud​Primera etapa del proyecto arrancará en marzo

500 mujeres de Puntarenas participarán en un plan piloto que pretende mejorar la detección y atención del cáncer de cérvix, anunció este martes la Caja Costarricenses de Seguro Social (CCSS).

El proyecto será realizado por la CCSS con apoyo de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) y arrancará en marzo próximo.

La prueba que se hará a las puntarenenses es similar al papanicolau, pero es más eficaz en la detección de lesiones uterinas. Se escogerá a mujeres entre los 30 y 64 años.

Para elegirlas los médicos de la provincia harán la invitación a las mujeres de la zona y participan las que deseen hacerlo

La prueba se denomina "estampa" y consiste en un tamizaje uterino, similar a la prueba del papanicolau.

Este examen permite detectar si la mujer tiene el virus del papiloma humano, causa directa de este tipo de cáncer.

El papanicolau tiene una sensibilidad del 50 por ciento para detectar el cáncer de cuello uterino, mientras que el nuevo método alcanza un 98 por ciento.

La eficiencia del nuevo procedimiento permite que la mujer sea examinada con menos frecuencia, lo que permitirá a la CCSS descongestionar los servicios de salud.

El especialista del Programa de Fortalecimiento y Atención del Cáncer, Alberto Calderón, informó que se eligió Puntarenas porque es la zona con mayor incidencia de esta enfermedad.

Entre 2007 y 2011 la tasa de mortalidad por este tipo de cáncer fue de 5, 35 por cada 100.000 habitantes. En el Pacífico Central fue de 8,54 por cada 100.000 habitantes.

Costa Rica se suma a otros diez países latinoamericanos que ya practican la prueba. Entre ellos figuran México, Perú, Argentina, Colombia y Uruguay.

La CCSS estima que este proyecto tendrá un costo de $250 mil.