AyA tiene pendiente instalación de medidores a 6.600 usuarios tras dos años de orden de Aresep

#yoconsumidor​Hatillo y comunidades rurales son parte de las rezagadas

De los 668 mil abonados del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), el 1,97 por ciento carecen de un medidor.

Ese porcentaje se traduce en alrededor de 6.600 usuarios que se conectan directamente al sistema de distribución de agua.

Subgerente del Aya EN LA gam, sERGIO núñez

Esta deuda la mantiene la institución desde el 2014, cuando la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) urgió al AyA para iniciara el proceso de instalación de medidores donde hacía falta.

Actualmente, estos abonados pagan sus recibos de agua mediante una tarifa fija y no por metros cúbicos de líquido consumido, debido a que no cuentan con el mecanismo.

El subgerente del AyA en el Gran Área Metropolitana, Sergio Núñez, explicó que son múltiples los motivos por lo que un hogar carece de medidor, principalmente, porque se trata de sistemas de tubería muy antiguas o ubicados en construcciones de difícil acceso.

SUBGERENTE DEL AYA EN LA GAM, SERGIO NÚÑEZ

Algunos barrios de Hatillo tienen este inconveniente por su composición por alamedas y la profundidad de los tubos que trasladan agua, agregó el funcionario.

El resto de zonas donde no existen medidores son comunidades fronterizas y rurales.

Núñez señaló que la importancia de contar con estos dispositivos radica en el conteo de agua potable que debe tener la institución, así como la posibilidad de que los usuarios paguen lo que gastan y no mediante una tarifa fija.

La institución es la que corre con los gastos de la instalación del equipo, sin embargo, existen lugares donde deben realizarse reparaciones más complicadas que imposibilitan llevar a cabo el proceso de cambio con mayor rapidez.

Todavía no se cuenta con un plan para realizar la modificación en los barrios de difícil acceso, ya que supondría una remodelación mayor de los sistemas.