600 niños y jóvenes sometidos a abusos sexuales y retención forzada en albergue de México

Los primeros testimonios entre los 600 niños y jóvenes hallados en un operativo en un albergue de México confirman las denuncias sobre maltratos, abusos sexuales y la retención forzada que supuestamente se cometían en un albergue, informó este miércoles la Fiscalía.

Un día después del operativo, la Fiscalía dio a conocer detalles de los relatos de 12 jóvenes sin responsabilizar directamente de los abusos a la fundadora y directora del albergue "La Gran Familia" o a los otros ocho trabajadores detenidos.

Los testimonios narran agresiones físicas, largos castigos en un minúsculo espacio sin comida ni agua y la entrega de comida podrida y con cucarachas, según dijo en una rueda de prensa Tomás Zerón, director de la agencia de investigación criminal de la Fiscalía.

Algunos testimonios, de los que se guardó la identidad y edad, relataron haber sido forzados por parte de mayores de edad no identificados a practicar sexo oral. Uno de ellos narró que un trabajador del centro le obligó a realizar "actos sexuales ofreciendo a cambio dinero", agregó Zerón.

En otra acusación contra el albergue, situado en la ciudad de Zamora (Michoacán, oeste), una joven mayor de edad afirmó que fue retenida contra su voluntad y abusada sexualmente por uno de los administradores que, al saber después que estaba embarazada, la golpeó "para provocar un aborto", aseguró el funcionario.

El fiscal general, Jesús Murillo Karam, manifestó que se encuentran "sorprendidos" por la situación que han encontrado en este centro que, según dijo, "contaba con prestigio" entre el gobierno federal y los locales.

Políticos locales y candidatos a gobernador de Michoacán, una región rural azotada por el narcotráfico, acostumbraban a desfilar por el albergue durante sus campañas para apoyar la labor de su fundadora ahora detenida, Rosa del Carmen Verduzco, conocida como 'Mamá Rosa'.

Cuestionado sobre la responsabilidad de las autoridades mexicanas en la supervisión de este centro, Murillo Karam admitió que "el prestigio que tenía la institución hacía que las revisiones fueran menos intensas".

La Fiscalía también revisó la cifra de niños y jóvenes mexicanos encontrados el martes en el albergue. En total fueron hallados 607; de ellos, 438 son menores de edad y 159 mayores, además de 10 personas a las que no se ha podido aún determinar la edad por su "alto grado de desnutrición", detalló Rodrigo Archundia, titular de la vicefiscalía especializada en delincuencia organizada.