607 indígenas de Talamanca aumentarán en un 400% su producción de cacao con especies mejoradas, según MAG

Productores​La producción actual por hectárea no alcanza los 200 kilos de cacao seco, según Programa Sixaola

Un total de 607 indígenas de Talamanca producirán cacao mejorado en el país. Se trata de 530 miembros de la etnia Bribri; 47 de los Cabécar y 30 vecinos de la Reserva Indígena Keköldi.

Ellos forman parte de las 27 organizaciones aborígenes que se ven beneficiadas con el Programa Sixaola del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) que busca mejorar las condiciones de vida de la población alrededor de la Cuenca Binacional del Río Sixaola.

El encargado del programa, Rodolfo Fallas, precisó que la producción promedio actual por hectárea no alcanza los 200 kilos de cacao seco al año, mientras que usando nuevas variedades el promedio de producción anual por hectárea alcanzará los 1.000 kilos, un 400% más de lo actual.

El funcionario explicó que se habla de cacao mejorado cuando no es cacao híbrido o criollo, reproducido por semilla.

Las variedades de cacao mejorado fueron estudiadas y liberadas por el CATIE y son de alta producción y con resistencia a enfermedades como la Monilia y mazorca negra - hongos que incluso generan un 100 por ciento de pérdida de la producción - aseguró Fallas.

encargado del programa sixaola, rodolfo fallas

El aumento en la producción se deberá, entonces, a la implementación de la reproducción asexual de las plantas (por medio de injertos) y el manejo cultural de la plantación (principalmente podas) para el control de plagas y enfermedades.

Fallas aclaró que hasta la fecha el Programa Sixaola ha entregado una cantidad de plantas de cacao suficiente para sembrar 216 hectáreas.


ENCARGADO DEL PROGRAMA SIXAOLA, RODOLFO FALLAS

Además, por medio de capacitación a los productores de los pueblos cercanos a la cuenca del río Sixaola en Limón se rehabilitarán 564 hectáreas más.

Es decir, el objetivo es alcanzar un total de 790 hectáreas renovadas en esa zona del país, afirmó el funcionario.

Cada una de las familias beneficiadas recibe 140 plantas mejoradas, insumos orgánicos para el cultivo; herramientas como motoguadañas, motosierras, bombas de espalda, escaleras y un carretillo, y apoyo para la organización a la que pertenecen.

Entre la ayuda dada a organizaciones de Sixaola - no solamente grupos indígenas - destacan 6 oficinas llave en mano, materiales para 6 viveros, un tractor con pala, carretas de volteo y equipo computacional.