No hay conexión a internet 
Gira el telefono para mejorar navegación

Coronavirus
En Costa Rica

+
Nuevos
+
Fallecidos
Salón
0%
UCI
0%
Siga los resultados aquí

¡Muchas gracias!

Hemos notado que nos visitas regularmente, por lo que nos interesa conocer tu opinión de que mejoras podemos realizar.

Vacunación covid-19

68% de los ticos creen en la vacunación obligatoria contra el covid-19, según encuesta de OPS

Solo un 6% niega la existencia del virus del SARS-CoV-2 o la efectividad del inmunizante

Siete de cada 10 costarricenses creen en la vacunación obligatoria general contra el nuevo coronavirus.

Así se desprende del Estudio de conocimientos, actitudes y prácticas en Costa Rica sobre la inoculación contra el covid-19, desarrollado por la Organización Panamericana de la Salud, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y la empresa CID-Gallup.

La encuesta arroja que el 94% de la población consultada cree en la enfermedad respiratoria y en su inmunizante. Solo un 6% niega la existencia del virus del SARS-CoV-2 o la efectividad de la inyección.

Un 62% de los participantes en el instrumento se mostraron de acuerdo con la vacunación obligatoria de cualquier enfermedad, excepto la covid-19. Cuando se consultó específicamente sobre el virus, el porcentaje creció a un 68%.

Además, para el 64% de los encuestados, la inoculación es segura y no existen razones para preocuparse por esta. El 63% sabe que el inmunizante reducirá la posibilidad de enfermarse de gravedad.

En el grupo de ciudadanos que se mostraron de acuerdo con la vacunación obligatoria contra el nuevo coronavirus, se tiene que el 65% de estos, piensan de esta manera con el objetivo de detener o evitar contagios y muertes. Un 21% cree que es necesaria para lograr mayor inmunidad, un 8% lo hace para regresar a la "normalidad", un 4% lo hace por su bienestar y protección.

Lea: No se ha contemplado vacunación anticovid obligatoria para población en general, dice Daniel Salas

Rechazo a la vacuna

Dentro de las personas que rechazan la inoculación contra el covid-19, se tiene que el 34% lo hace por miedo a efectos secundarios, mientras que un 26% lo hace porque les genera incredulidad el hecho de que aún después de recibir el inmunizante pueden contagiarse del virus. Un 17% respondió que "no sabe".

Entre las frases que se identificaron en este grupo se tienen, por ejemplo:

Desinformación

  • "Siento que hacen demasiados casos. Ya salió el tema de una marca con una tercera dosis, inclusive no solamente eso, sino que vienen otras cepas, y se va a tener que seguir metiendo yo calculo más adelante no una tercera sino una cuarta o sexta, entonces yo creo que en lo personal, que no funciona la del covid. Sinceramente demasiado poca confianza".
  • "Yo no le tengo fe a la vacuna, ahora lo que están haciendo es más bien, algo colectivo, están poniendo miedo con eso, de que, si no se vacunan, no les van a vender en los supermercados, no los van atender en comercios, no vas a poder pasar las fronteras, están metiendo miedo".

Tiempo de elaboración

  • "Esta la hicieron muy rápido, por eso no confío".
  • "El problema que tengo con esa vacuna del covid-19 es porque es la competencia de ver quien la saca primero, entonces eso es lo que me da desconfianza. Sí confío en las vacunas porque ya son de hace años que se la ponen a la gente, entonces no siento que sea tan experimental, porque siento que esta del covid es experimental, entonces por eso la duda con esta, pero en las otras si confío".

Para la representante de la Organización Panamericana de la Salud en Costa Rica, María Dolores, estos datos demuestran la necesidad de escuchar a la población y dar información oficial con sustento científico. "Dentro de las razones dadas por el porcentaje de personas que rechazan la vacunación, vemos algunas como que las vacunas no sirven, que son peligrosas, que causan magnetismo o que inyectan la enfermedad. Estos datos nos confirman que es necesario que la información llegue a más personas de una forma clara y comprensible y que se habiliten más mecanismos para que la población encuentre respuesta a sus dudas. Queremos que la población asista con confianza a los centros de vacunación porque las vacunas son seguras y salvan vidas", comentó.

En cambio la representante del Fondo para la Infancia en el país, Patricia Portela, se mostró sorprendida con que un 7% de padres o responsables de menores de edad no piensan vacunarlos. "Este dato es alarmante si consideramos que, desde finales de abril de este año, se han incrementado los casos, hospitalizaciones y muertes de personas menores de edad por causas relacionadas con la covid-19. Esto demuestra que debemos fortalecer el trabajo con las familias y comunidades para impulsar cambios de comportamiento que derriben los mitos y barreras que podrían obstaculizar la vacunación de la niñez y adolescencia del país. En lo inmediato, nos esforzaremos por lograr que los casi 200.000 jóvenes entre 12 y 17 años que aún no se han vacunado, completen su esquema contra el covid-19".

Asimismo, el ministro de Salud, Daniel Salas, indicó que redoblarán los esfuerzos para explicar a la ciudadanía la importancia de inoculación contra el virus respiratorio y sus beneficios. El gerente médico de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), Mario Ruiz Cubillo, destacó que los resultados de la encuesta permitirán reforzar la campaña de vacunación.

El presente estudio se realizó entre el 4 de agosto y 6 de setiembre pasados a partir de consultas telefónicas a 1.000 adultos de todo el territorio nacional, así como grupos focales y entrevistas virtuales a profundidad con 113 residentes de todas las regiones de salud del país, además de representantes de poblaciones migrantes, con discapacidad y habitantes de comunidades en condición vulnerable. Su nivel de confianza es del 95% mientras que el margen de error de ±3,10 puntos como máximo.

La investigación se llevó a cabo con el objetivo de identificar qué saben, piensan y practican los costarricenses sobre la covid-19 y las vacunas contra esta enfermedad, con el propósito de obtener información para aumentar la efectividad de la campaña nacional de inoculación y, por lo tanto, aumentar la cantidad de personas inmunizadas.