Siete hospitales fuera del Valle Central tendrán equipos y personal para prevenir enfermedades cardiacas

Salud​CCSS apuesta por prevención con programa que ¢20 millones

En un plazo de 10 años, arrancando esta semana, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) dotará de equipo humano y tecnológico a siete hospitales ubicados fuera del Valle Central para prevenir las enfermedades cardiacas.

En el caso del William Allen, en Turrialba, y La Anexión, en Nicoya, tendrán cardiólogos a partir de agosto de este año.

A su vez, los hospitales de Limón, Liberia, San Carlos, Pérez Zeledón y el de Puntarenas contarán con unidades de hemodinamia (equipo que refleja el comportamiento de la sangre dentro del organismo).

La presidenta de la CCSS, María del Rocío Sáenz, explicó que se trata de una estrategia de atención integral y en igualdad de condiciones para todos los costarricenses.

La jerarca indicó que el programa fortalece los tres niveles de atención de la salud, que abarca los hospitales regionales, periféricos y nacionales.

Además, para el presente año se invertirán los primeros ¢3 mil millones para la compra de cinco ambulancias de soporte vital para los hospitales de Liberia, Pérez Zeledón, San Ramón, San Carlos y Guápiles hasta que en ellos se pueda invertir en equipos de hermodinamia también.

El monto también abarca la capacitación de los cardiólogos para utilizar el equipo, que en promedio tardan cinco años; como también en la campaña publicitaria "Movete tico movete" que se transmitirá por televisión y otros medios.

Rehabilitación

Como parte de la estrategia de prevención de enfermedades cardiovasculares, Sáenz, la gerente médica María Eugenia Villalta, el Jefe de Farmacología Alvin González, y el médico internista del Calderón Guardia, Carlos Araya, anunciaron la creación de "unidades de rehabilitación cardiaca".

Estas estarán en todos los hospitales regionales del país en el plazo anunciado, y se iniciará este año por el Enrique Baltodano en Liberia.

Araya explicó que la rehabilitación de los pacientes que ya sufrieron alguna enfermedad cardiovascular van a estar monitoreadas por los especialistas. El plazo de ese monitoreo sería definido según el caso, precisó.

Según los datos brindados por la CCSS, durante el 2014 este tipo de enfermedades fue la principal causa de muerte en el país, para un total de 6.102.