70% Brasil

Brasil 2 - Colombia 1

Goles: Thiago Silva (7”), David Luiz (68”),

James Rodríguez (80”)

Se dice que en el fútbol la historia permite romper la lógica, pero hasta cierto punto. Ojalá este sábado se rompa la regla, porque este viernes se cumplió sin espacio para argumentaciones. Colombia llegaba por primera vez a cuartos de final, Brasil es pentacampeón mundial

Y eso fue lo que se vio en la cancha, aunque Colombia llegara al Castelao en Fortaleza con un promedio de tres goles por partido, con el mejor jugador del campeonato (y hasta nuevo aviso, goleador), el carismático cucuteño James Rodríguez. Comparado a sus presentaciones anteriores, Brasil metió el acelerador. Hoy se comportó más como equipo y menos como apéndice de Neymar Jr., quien, de hecho, se vio poco. Su labor fue más la táctica, el jugador sin bola.

Jugar contra Brasil, en Brasil y recibir un gol al minuto 7. Ni al peor enemigo se le desea. Eso le tocó a los hombres del DT José Néstor Pekerman, argentino nacionalizado colombiano en el 2013. La canarinha apretó desde el inicio, Neymar cobró tiro de esquina, la zaga colombiana se agrupó en el primer tubo y atrás quedó Thiago Silva desmarcado para meterla de rodilla en el arco de Ospina.

Cuatro minutos después, Juan Cuadrado conectó un zurdazo diabólico que pasó apenas desviado del palo derecho que defendía Julio César. Y eso fue lo más cerca que estuvo Colombia, esa selección que tenía un promedio de tres goles por partido hasta ahora.

Estaba Brasil delante y pesó la camiseta, más la localía, más el mejor fútbol (aunque mejor fútbol signifique 70% del que se le exige a Brasil). No era para menos, no se les podía pedir más.

¿O sí? James Rodríguez, en el segundo tiempo, anduvo arengando a los suyos. Pero Guarín la pasaba mal o la perdía. Fernandinho seguía pegando y el árbitro miraba hacia otra parte, Armero fue un apenas un recuerdo del de otros partidos.


Anotó de tiro libre David Luiz al 68”. Un golazo desde otro código de área. Un golazo de esos de brasileño. Nada que hacer. Se empezaba a grabar en metal el partido de semifinales: Brasil contra Alemania.

Los colombianos reaccionaron con el 2 a 0. James quiso convertirse en más. Cobró el penal y anotó para liderar la lista de goleo de Brasil 2014. Pero no fue suficiente.

Pasa Brasil. Colombia se despide de un gran Mundial.

Nos quedamos con la imagen de David Luiz y Dani Alves consolando a James Rodríguez después del partido. En unos 15 años la gente se preguntará, ¿quiénes son esos que consuelan al joven James?