90% de embarcaciones en el país son conducidas por tripulaciones empíricas, según MOPT

informe​División Marítimo Portuaria del MOPT promueve profesionalización de tripulantes

El 90 por ciento de las embarcaciones que navegan en los mares costarricenses son manejadas de manera empírica, es decir, cerca de 14.744 naves inscritas en el Registro Nacional podrían estar siendo conducidas por personas no preparadas para hacerlo.

El director de la División Marítimo Portuaria del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), Fernando Coronado, explicó que en el país son pocas las personas capacitadas para conducir barcos.

Director de la División Marítimo Portuaria del MOPT, Fernando Coronado

Esta situación se debe a que no hay ninguna reglamentación que obligue a la certificación de capitanes de barcos, por lo tanto no se pueden sancionar a los tripulantes que manejen naves sin un permiso.

El director de Navegación y Seguridad del MOPT, Jorge Hernández, comentó que en la actualidad cualquiera toma el control de un vehículo acuático sin contar con la preparación necesaria para hacerlo.

"Hay personas que manejan el motor de una lancha y ya se llaman capitanes sin serlo. Se requiere capacitación y conocimiento de seguridad para manejar una embarcación", señaló el funcionario del MOPT.

DIRECTOR DE LA DIVISIÓN MARÍTIMO PORTUARIA DEL MOPT, FERNANDO CORONADO

La División Marítimo Portuaria promueve la Ley de Navegación Acuática, en la cual se propone dar una figura a cada una de las personas que tripulan una embarcación y que se exija el permiso.

Esta iniciativa forma parte del Convenio Internacional de Formación, Titulación y Guardia de la Gente de Mar, al cual Costa Rica no está suscrito aún.

Coronado explicó que este convenio vendría a exigir que las personas que requieran manejar embarcaciones de menos de 500 toneladas obtengan el título de patrón de altura (equivalente a un capitán).

La formación de estos tripulantes estaría a cargo del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), entidad que actualmente forma a personas para el certificado de zafarrancho (atención de emergencias), requisito necesario para navegar una embarcación.

Por su parte, la Universidad de Costa Rica (UCR) abrió hace tres años la carrera de Marina Civil, profesionales en ingeniería que se encargarán de las labores dirigidas a la resolución de problemas en las máquinas o los motores de combustión, así como de la gestión y el tratamiento de residuos.

Ambas figuras serán exigidas en el nuevo proyecto de ley que actualmente se encuentra en discusión en la Comisión de Gobierno y Administración de la Asamblea Legislativa.