Al menos 45 personas murieron entre martes y miércoles por atentados en Nigeria

Boko HaramUna bomba estalló en la ciudad Yola y mató a 32 personas; una niña y una joven kamikazes se hicieron explotar en un mercado dejando 15 fallecidos

Al menos 45 personas murieron entre martes y miércoles por dos atentados terroristas. Este miércoles, dos mujeres kamikazes, una de unos 11 años y otra de 18, mataron a 15 personas este miércoles en la gran ciudad del noreste de Nigeria, informó la policía local.

El portavoz de la policía del estado de Kano, Musa Magaji Majia, dijo que las dos chicas se hicieron explotar en el interior y a la entrada de un mercado de telefonía móvil en Kano. Más de 50 personas resultaron heridas, señaló el vocero a la AFP.

Según dos comerciantes del mercado, Nafiu Mohamed y Suleiman Haruna, la explosión se produjo poco después de las 4 de la tarde (hora local). Al lugar se trasladaron inmediatamente equipos de emergencia.

"Un minibús transportando a dos mujeres llegó al Farm Center GSM market, dos jóvenes de unos 11 y 18 años descendieron en el lugar, ambas cubiertas con hiyab (pañuelo islámico que cubre la cabeza)", añadió Musa Magaji Majia.

"Una de ellas se dirigió al interior del mercado y la otra se quedó en el exterior, y entonces se hicieron explotar. Las víctimas fueron trasladadas al hospital y un poco más tarde tuvimos la confirmación de un balance de 15 muertos, sin contar a las kamikazes", agregó.

Este ataque también provocó 53 heridos, la mayoría de los cuales tras ser atendidos pudieron abandonar el hospital, precisó la fuente.

Más bombas, 24 horas antes

El martes, más de 30 personas murieron y unas 80 resultaron heridas al estallar una bomba en la ciudad de Yola, en el noreste de Nigeria. La explosión tuvo lugar en el área de Jambutu, en la capital del estado de Adamawa, donde el grupo yihadista Boko Haram es muy activo.

El presidente Muhamadu Buhari anunció hace unos días en Yola que el fin de Boko Haram está cerca.

Boko Haram, recurre con frecuencia a las mujeres kamikazes, llegando a enviar a la muerte a niñas, entre quienes la más joven tenía sólo 7 años. En estos casos, frecuentemente los jefes tienen el control de la explosión de la carga que transportan, que activan a distancia mediante teléfonos móviles.

"Los atentados suicidas son cotidianos" en el norte y noreste de Nigeria (...) Sobre todo son mujeres y niñas que vengan así la muerte de sus maridos o padres, caídos en enfrentamientos con el ejército nigeriano", explicó a la AFP un especialista francés.

Video euronews (en español).