Alemania y Francia mediarán entre Rusia y Ucrania este miércoles en busca de un acuerdo de paz

conflictoConflicto ha dejado más de 5.500 muertos en diez meses.

Los jefes de Estado de Rusia, Francia, Alemania y Ucrania se reunirán en Minsk, capital de Bielorrusia, el próximo miércoles para concluir un acuerdo de paz y evitar que el conflicto ucraniano degenere en una "guerra total", anunció Berlín este domingo, mientras Moscú matizó que aún deben cumplirse ciertas condiciones.

Vladimir Putin, François Hollande, Angela Merkel y Petro Poroshenko mantuvieron una "larga conferencia telefónica" este domingo, según un comunicado de la cancillería alemana, y "siguen trabajando en un paquete de medidas en el marco de los esfuerzos por llegar a un pacto total sobre el conflicto".

En los últimos días, Francia y Alemania han trabajado en una iniciativa de paz "de última oportunidad" frente a la degradación de la situación en el terreno.

"Lo que Francia y Alemania buscan actualmente en Ucrania no es la paz sobre el papel, sino sobre el terreno", declaró el jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, en un conferencia internacional sobre seguridad en Múnich este domingo.

"Nadie quiere verse atrapado en una guerra", añadió, refiriéndose a un conflicto que ya ha dejado más de 5.500 muertos en diez meses.

Según un alto responsable norteamericano del departamento de Estado, el plan francoalemán prevé una mayor autonomía de las regiones rebeldes.

El plan se basa en la línea del frente actual y cuenta con crear una zona desmilitarizada de 50 a 70 kilómetros de ancho a lo largo de esa línea, precisó el Jefe de Estado francés.

Pero varias cuestiones quedan en suspenso, como el "estatuto de los territorios" conquistados por los separatistas, el "control de las fronteras" por las que transitarían hombres y materiales de Rusia hacia la cuenca rebelde del Dombass, según los occidentales y la "retirada del armamento pesado", indicó el presidente francés.

En las últimas 24 horas, otros 12 soldados ucranianos murieron, anunció el ejército de Kiev, mientras que el balance de víctimas civiles varía de cuatro (según las tropas ucranianas) a ocho muertos (según los rebeldes).