Altas dosis de optimismo pueden ayudarle a proteger su corazón

#PuravidaSonreír con frecuencia también forma parte de este tratamiento preventivo, indicaron los cardiólogos

Mantener la convicción de que las cosas saldrán siempre bien puede ayudarle a gozar de una óptima salud cardiovascular, así lo asegura la Asociación Americana del Corazón.

Según esta institución, los primeros estudios científicos sobre el tema han demostrado que las personas que son muy optimistas sufren menos complicaciones asociadas con el corazón que aquellos que conviven con la negatividad.

El estado de ánimo impacta el sistema circulatorio, ya que tener un panorama positivo ayuda a reducir los niveles de estrés, la inflamación arterial y a su vez favorece el aumento del HDL o colesterol bueno, precisó la directora de la sección de cardiología del Hospital Lenox Hill en Nueva York, EE.UU., Suzanne Steinbaum.

Por su parte, la cardióloga costarricense Thelma Sánchez avaló esta premisa y agregó que se ha visto que sufrir de mal humor o estar sometidos a altas cargas de estrés disparan la presión arterial y a largo plazo pueden provocar un infarto.

cardióloga, thelma sánchez

Mientras que los pacientes que se muestran agradecidos con ganas de vivir son más proclives a hacer ejercicio y hasta fumar menos, manifestó la doctora Sánchez.

La cardióloga destacó que por eso los niveles de azúcar, de lípidos y de presión de estas personas generalmente son mejores.

En alusión a este tema, la experta en Salud Pública de la Universidad de Illinois, EE.UU y líder de una reciente investigación sobre el tema, Rosalba Hernández, precisó que usualmente este tipo de paciente presenta índices de masa corporal apropiados, lo cual indica menos obesidad.

"Esta diferencia en la salud cardiovascular se traduce, desde el punto de vista poblacional, en una reducción significativa de las tasas de mortalidad", insistió Hernández.

A luz de los hallazgos de su análisis, la investigadora sugirió que puede ser muy útil incorporar a las políticas de salud pública estrategias de prevención para mejorar el bienestar psicológico, como por ejemplo talleres para aprender a ser optimistas.

Ser positivo beneficia algo más que el corazón

Los especialistas concuerdan en que el organismo de una persona positiva tiene una mejor funcionalidad desde diversos puntos de vista, en comparación con un pesimista.

"Recordar las momentos agradables o sonreír en exceso no solo desinflama los vasos sanguíneos, también favorece la relajación muscular y mejora nuestro sistema inmunológico, lo cual nos permitirá defendernos mejor antes cualquier padecimiento", precisó la doctora Sánchez.

Además, señaló que practicar el optimismo así como la solidaridad, ayudan a vivir más y mejor; es decir, estos individuos tiene más posibilidades de envejecer con calidad de vida.

No obstante, Sánchez y otros cardiólogos costarricenses coincidieron en que la salud emocional debe ir de la mano con otros esfuerzos.

Evitar el fumado, el exceso de bebidas alcohólicas y el sedentarismo son esenciales para prevenir afecciones cardíacas, advirtió la experta.

cardióloga, thelma sáncez

Por su parte, los psicólogos consultados concluyeron que una actitud optimista mejora la calidad de vida en general, ya que se pueden enfrentar o superar con más celeridad los retos no solo a nivel físico, sino también a nivel personal.