Apoyar mal los pies y usar un calzado inapropiado: los errores más frecuentes al correr

#PuraVida​Lesiones a nivel de pantorrilla y fatiga muscular son algunos de los riesgos asociados a malas posturas

Apoyar el talón en lugar de la parte media del pie y usar un calzado inapropiado son los errores más frecuentes de las personas que corren o están iniciando.

El terapeuta y educador físico de la Universidad Nacional (UNA), Daniel Rojas, explicó que es común que los corredores desconozcan la técnica y quieran avanzar más rápido sin estar listos, por lo cual alargan las zancadas generando problemas de postura.

"La forma adecuada es poner la parte media del pie o todo su plano, no el talón; primero porque influye en la velocidad de carrera que yo frené con el talón y segundo, ese frenado genera un golpe muy fuerte que puede producir lesiones", añadió Rojas.

educador físico, daniel rojas

El experto explicó que la mala colocación del pie y el entrenamiento son dos factores que convergen para generar problemas en el corredor.

Esos golpes se vuelven constantes, diarios y sostenidos, por ello, el riesgo de desencadenar "desgastes a nivel óseo o fatiga muscular" es alto, manifestó Rojas.


Al respecto, la entrenadora personal y escritora estadounidense, Jennifer Cohen, advierte que hasta que no se mejore la técnica, el corredor no debería dar pasos muy largos o recorrer distancias muy grandes.

Otro punto que debe quedar claro es que el corredor requiere un calzado especial desde el momento en que decide incursionar en este deporte. En estos casos, la comodidad no es suficiente, apuntó el profesor Rojas.

"Debe ser un calzado en buen estado. Sin embargo, antes de elegir, la persona tiene que tomar en cuenta el peso, la velocidad y las distancias que recorre, con base a ello, se puede determinar si necesita un calzado que amortigüe más o menos", precisó el experto.

Ambos especialistas coinciden en que correr con zapatos inapropiados también eleva la posibilidad de lesiones y también puede incidir en el rendimiento de un deportista.

Otros de los desaciertos más comunes en el mundo del running es excederse en esfuerzo y distancia, además de plantearse metas poco realistas.

De acuerdo con Rojas, el corredor debe respetar las capacidades musculares, respiratorias y cardíacas a la hora de correr; los excesos pueden generar únicamente desgaste.

Por ello, la sugerencia general es respetar el propio ritmo, seguir un plan de entrenamiento diseñado por un experto.

Por último, la falta de hidratación y alimentación adecuadas también generan problemas en los atletas.

"No es lo mismo comer e hidratarse para 5 kilómetros que hacerlo para correr una media maratón; lo ideal es tomar líquido mínimo cada 10 minutos durante el evento y previo", manifestó Rojas.

Para Rojas no se trata de tomar mucha o poca agua, el truco está en conocer el propio organismo para evitar deficiencias de alimentos o líquido.

Cuidar ambos factores también minimizará las posibilidades de calambres, desmayos o experiencias negativas en un evento deportivo.

educador físico, daniel rojas