Burocracia en Incopesca frustra pesca responsable en el país, dice la Defensoría

El exceso de tramitología en Incopesca para los pescadores impide poner en marcha el plan de Áreas Marinas de Pesca Responsable (AMPR), que busca beneficiar a 15.000 pescadores cuyo principal ingreso es la pesca artesanal. Así lo denuncia la Defensoría de los Habitantes.

Aunque el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) aprobó en 2009 el plan AMPR para fomentar que los pescadores artesanales utilicen los recursos de forma responsable, hasta la fecha pocas han podido participar de él, dijo la Defensora de los Habitantes, Ofelia Taitelbaum, quien aduce que la traba principal es la burocracia.

El exceso de tramitología ha desmotivado a los pescadores que acuden a la institución, dijo. "Muchas asociaciones de pescadores han manifestado su interés en unirse a este programa, pero la lentitud para resolver los desestimula", aseguró.

defensora de los habitantes, ofelia taitelbaum

Taitelbaum señaló que urge eliminar los obstáculos burocráticos y agilizar los mecanismos necesarios para que los pescadores puedan realizar una pesca responsable. "La seguridad alimentaria nacional no puede prescindir de una explotación racional y sostenible de nuestros recursos marinos", destacó.

DEFENSORA DE LOS HABITANTES, OFELIA TAITELBAUM

Las áreas de pescar responsable son un instrumento esencial en la dinamización del desarrollo económico de las comunidades costeras, pues busca un aprovechamiento óptimo del recurso marino con efectos conservacionistas.