Calle que unirá Limón con terminal de contenedores costará 25% más, según Director de Conavi

OBRACamino de 2,8 kilómetros costará ¢13.750 millones y no ¢11 mil millones como se presupuestó al inicio

La ruta de 2,8 kilómetros que unirá la autopista Braulio Carrillo con el lugar donde se construirá la Terminal de Contenedores de Moín costará un 25 por ciento más de lo presupuestado inicialmente, según confirmó el director ejecutivo del Consejo Nacional de Vialidad (Conavi), Mauricio Salom.

De acuerdo con Salom, las condiciones del tiempo y del terreno que se ubica en las cercanías del humeral Cariari obligaron a la colocación de más material de relleno para afianzar el terreno y permitir el acceso seguro de los vehículos en la zona.

La ruta de ingreso entre Limón y la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) tiene un costo inicial de ¢11 mil millones que aumentó a ¢13.750 millones debido a la necesidad de incluir nuevos materiales en la construcción del camino y la reubicación de especies animales en la zona.

La ruta de acceso a la TCM debió estar lista en noviembre del año anterior, actualmente tiene diez meses de atraso debido a la oposición de ambientalistas que intentaron frenar la construcción del camino por la presunta afectación en el humedal.

El Conavi espera concluir la ruta de ingreso a la TCM en diciembre de este año.

La construcción de la calle requirió la poda de 150 árboles que fueron puestos en custodia del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) entre junio y agosto de este año.

La obra fue cuestionada por ambientalistas, ya que atraviesa parte del territorio del humedal Cariari, aunque cuenta con los permisos ambientales de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena).

El proyecto incluyó el inventario y reubicación de 323 especies de animales que se encontraron en la zona luego de talar los árboles. También se construyen tres pasos superiores -tipo túnel- para evitar que los animales entren en la vía.

El proceso de mitigación de impacto ambiental en la zona incluye la construcción de 15 alcantarillas subterráneas para que los animales puedan utilizarlas como pasos terrestres seguros.

Desde 2012, la empresa concesionaria APM Terminals recibió la orden del Consejo Nacional de Concesiones (CNC) para iniciar la construcción del megapuerto, sin embargo, una serie de procesos legales en Sala Constitucional y Tribunal Contencioso Administrativo atrasaron el arranque.

La TCM representa una inversión de $948 millones en infraestructura portuaria en el país.