Cambiar protectores diarios cada 4 horas disminuye riesgo de infecciones vaginales

#PuraVidaSe estima que una de cuatro consultas médicas se debe a este padecimiento, asegura experto

Por su delicadez, la zona íntima femenina requiere una higiene minuciosa y periódica. Por ello, sustituir cada cuatro horas los protectores diarios, toallas y tampones puede ayudar a prevenir infecciones vaginales.

Al tratarse de una zona poco ventilada, mantener cualquier absorbente por largos periodos predispone a la mujer a desarrollar este padecimiento, aseveró el ginecólogo y oncólogo, Gabriel Cabezas.

La humedad y la composición de las secreciones vaginales crean un ambiente propicio para el ingreso de bacterias u hongos, detalló el experto, quien afirmó que una de cuatro consultas médicas se debe a infecciones en los genitales por falta de aseo.

ginecólogo y oncólogo, gabriel cabezas

Con respecto a la tampones, el ginecólogo subrayó que no se deben utilizar durante la noche.

"Es difícil que una mujer se levante en la madrugada a cambiarse un tampón, por ello, es mejor optar por otro producto sanitario", puntualizó el especialista.

Al respecto, el jefe de Ginecología del Hospital Calderón Guardia, Danilo Medina, añadió que las mujeres que por descuido usan un tampón por más de 24 horas pueden desarrollar infecciones localizadas graves.

Con respecto productos sanitarios con olor u aditivos naturales como aloe o manzanilla, Medina expuso que "el aroma de la vagina difícilmente cambia con estos productos, es importante recordar que la respuesta al uso de cualquiera de estos implementos femeninos es individual".

La sugerencia general es cambiarlo periódicamente -cada cuatro horas- y elegir aquel producto cuyo uso no genere irritación o cualquier reacción adversa.

El riesgo de sufrir infecciones vaginales es el mismo para pacientes de cualquier edad, sin embargo, aquellas que están en edad reproductiva deben prestar especial atención.

La higiene inicia en el baño

Cuando se tratar de asear la zona genital, "nunca introducir agua o jabón en el tubo de la vagina, solamente por fuera o de lo contrario las mujeres estarían lavando la flora bacterial que las está protegiendo", explicó Cabezas.

Además, para mantener las flora vaginal saludable, lo ideal es utilizar jabones íntimos de PH ácido. Estos productos están disponibles en el mercado.

"Si lavamos esa zona con un producto normal estamos alterando el equilibrio de la flora, el cual es ácido, condición que facilita la reproducción de bacterias dañinas" , detalló Cabezas.

Asimismo, después de orinar la limpieza debe hacerse de adelante hacia atrás.

"Al hacerlo al contrario, estamos arrastrando bacterias del ano hacia vagina y la uretra, lo cual favorece la contaminación", concluyó el doctor.

ginecólogo y oncólogo, gabriel cabezas