Canal de Panamá celebra 100 años con monumental ampliación y amenazado por dos rivales

CentenarioCanal cumple el 15 de agosto un siglo de operaciones

El Canal de Panamá, maravilla de la ingeniería por donde pasa el 5 por ciento del comercio marítimo mundial, cumple 100 años este viernes entre camiones cargados de piedras, grúas y retroexcavadoras que apuran su monumental ampliación, en plena competencia con dos proyectos rivales.

El 15 de agosto de 1914, un barco, el Ancón, cruzaba por primera vez la ruta que, tras fracasar los franceses, abrió Estados Unidos a lo largo de 80 km en lo más estrecho de la geografía de América: el viejo sueño de unir los océanos Pacífico y Atlántico se hacía realidad.

Un siglo después, obreros con cascos y chalecos excavan, montan compuertas y levantan muros con toneladas de hormigón para permitir el paso de gigantes post-Panamax, buques de más de 12.000 contenedores, triple de carga de los que actualmente atraviesan la vía.

Inmersos en la colosal obra, los panameños recibieron dos noticias inquietantes: la ampliación del Canal de Suez y el proyecto de otra vía interoceánica, una vieja obsesión de Nicaragua que revive la rivalidad de más de un siglo atrás conPanamá, por ser escogido para la ruta.

Con un ritual parsimonioso que tarda unas diez horas, 14.000 barcos anuales, principalmente de Estados Unidos, China, Chile y Japón, cruzan de océano a océano cargados de mercancías, petróleo, autos, granos o pasajeros, en una ruta que toca 1.700 puertos en 160 países.

Evitando miles de kilómetros hasta Cabo de Hornos, el canal panameño transformó la navegación y comercio mundial: redujo distancias, tiempos y costos del transporte de mercancía entre los centros de producción y consumo.

Primero permitió a Estados Unidos mover su flota militar y el comercio entre sus costas este-oeste, después favoreció a Europa y Asia en los años 50 y 60 cuando Japón devino potencia industrial, en los últimos 25 años empujó la puerta del mercado de Latinoamérica y desde 2001 el de China.

"A 100 años el Canal se maneja como un reloj. Los panameños sentimos una responsabilidad frente al mundo, por eso debe modernizarse para ajustarlo al comercio internacional", comentó a AFP el analista Ebrahim Asvat.

La gigantesca grieta en la cintura del país da más de 10.000 empleos y dinamiza negocios y servicios (6% del PIB) que hacen de la economía panameña de las más pujantes de Latinoamérica (creció 8,4% en 2013).