Chile ofrecerá estudios universitarios gratuitos al 60% de los alumnos más pobres, a partir de 2016

Reformas​La medida se concretará mediante una ley de “gratuidad y financiamiento de la educación superior”

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, anunció el jueves la gratuidad para 60 por ciento de los estudiantes más pobres de la educación superior a partir del año 2016, como parte de una reforma educativa opacada por la crisis que vive su gobierno.

En el marco de su segunda comparecencia pública ante el Congreso, en Valparaíso, la mandataria socialista realizó un anuncio que mantenía en vilo a miles de estudiantes, que durante años han exigido educación pública, gratuita y de calidad.

En Chile, y tras las reformas privatizadoras emprendidas por la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) no existe la posibilidad de estudiar gratis a nivel universitario.

Bachelet, que habló por casi dos horas ante unos 1.000 asistentes en el Congreso, explicó que la medida beneficiará a unos 260.000 de los estudiantes más pobres del país.

"Esta medida es coherente con lo que hemos propuesto, y vamos a seguir avanzado decididamente hacia la gratuidad universal", afirmó la mandataria.

Bachelet agregó que hacia el fin de su presidencia, en 2018, el 70 por ciento del grupo más vulnerable de estudiantes gozará de gratuidad en la educación, para llegar a un 100 por ciento de la matrícula en 2020.

La medida se concretará mediante una ley de "gratuidad y financiamiento de la educación superior" que Bachelet planea enviar en el segundo semestre al Congreso, sobre la cual no dio detalles.

Esta reforma es uno de los proyectos más ambiciosos que lleva adelante Bachelet, cuya promesa de implementación le valió un segundo mandato presidencial, a partir de marzo de 2014.