Consumir bebidas energéticas aumenta la presión arterial en personas jóvenes, descubre estudio

#PuraVidaExpertos analizaron efecto en 25 personas menores de 40 años

La presión arterial en reposo de adultos jóvenes saludables aumenta después de consumir una bebidas energética, y su efecto es mayor en aquellos que toman menos de una taza de café al día.

El estudio llamado "Las bebidas energéticas incrementan la presión arterial en reposo, con efecto más dramático en quienes no están acostumbrados a la cafeína", estuvo a cargo de un grupo de especialistas de la Clínica Mayo, una entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica médica en EE.UU.

Específicamente, la investigación detectó que la presión arterial se duplicó después de ingerir una bebida energética en aquellos adultos jóvenes que consumen solamente una taza de café al día, asegura la investigadora de la Clínica Mayo, Anna Svatikova. Además, aseguran que beber estos productos puede provocar padecimientos cardíacos a largo plazo.

Al respecto, la cardióloga Thelma Sánchez sugiere que la población en general debe tener precaución con estas preparaciones, ya que uno de tres costarricenses sufre de presión arterial alta.

Los conclusiones de esta investigación se presentaron el 14 de marzo en la sesión con motivo del aniversario número 64 del Colegio Americano de Cardiología.

Para obtener los resultados, los científicos -mayoritariamente cardiólogos- realizaron un análisis comparativo para el cual reclutaron a 25 jóvenes saludables, en edades comprendidas entre los 19 y 40 años.

De manera aleatoria, suministraron a algunos bebidas energéticas reales, a otros líquidos con placebo.

Después controlaron los cambios en la frecuencia cardíaca y en la presión arterial, 30 minutos antes y media hora después de la ingesta.

También dividieron a los participantes en dos sub-grupos: consumidores moderados de cafeína (una taza de café al día) y consumidores regulares (más de una taza al día).

Al término del estudio, los números mostraron que la presión arterial del grupo que tomó bebidas energéticas verdaderas presentó un marcado aumento, en comparación con aquellos que consumieron solo placebo.

Para la Dra. Sánchez, esta investigación también pone en evidencia cuánto puede ser susceptible la presión arterial a factores externos como la alimentación y el estrés.

Los jóvenes deben ser cautelosos con respecto a estas bebidas, su consumo dispara el riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares, asegura Svatikov, quien agrega que investigaciones previas también ha demostrados el efecto que tienen estos productos sobre la presión arterial.