Consumir más de 8 pastillas de acetaminofén diarias puede generar problemas en el hígado

#PuraVidaSi toma alcohol es conveniente suspender su uso, recomiendan expertos

Una dosis de acetaminofén mayor a 4 gramos diarios o su equivalente a 8 pastillas de 500 miligramos (mg) puede generar problemas en el hígado.

La US. Food and Drug Administration (FDA, por su siglas en inglés) advierte que la sobredosis y el exceso sostenido de este analgésico son las dos causas más frecuentes de daño hepático asociado a medicamentos.

El fiscal adjunto del Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, Alejandro Madrigal, indicó que al considerarla inocua, los costarricenses acostumbran excederse con este fármaco, lo cual tiene efectos colaterales.

"Si se abusa de acetaminofén se corre el riesgo de generar lesiones en el hígado a corto, mediano o largo plazo; inclusive, su combinación con otros medicamentos puede potenciar sus efectos hepatotóxicos", declaró Madrigal.

médico cirujano, alejandro madrigal

Igual que con otros fármacos, el hígado es el responsable de procesar el acetaminofén, pero cuando su sistema se satura por exceso de medicación, empieza a metabolizar por una vía alterna.

Esta condición produce sustancias que destruyen los hepatocitos; es decir, las células del hígado.

A su vez, este daño le impide al órgano realizar sus funciones vitales.

En algunos casos, el exceso de ácido acetilsalicílico puede desencantar problemas muy agudos, como la necesidad de un transplante de hígado, advirtieron los expertos consultados.

El doctor Madrigal manifestó que dosis altas de este analgésico también están asociadas a problemas de gastritis, dolores abdominales y problemas a nivel de riñones.

"Estos tres órganos -hígado, riñón, estomago- podría verse comprometidos por el abuso constantes de este fármaco", agregó el médico.

Por ello, el protocolo apropiado de medicación es consultar al médico de cabecera antes de ingerir cualquier tipo de pastillas, inclusive si se trata de una acetaminofén.

Asimismo, los expertos consultados agregaron que es importante leer las etiquetas para cerciorarse de la cantidad y del contenido de la pastilla. También, aunque se trate de la dosis recomendada, lo mejor es evitar su uso prolongado.

Las combinaciones más fuertes de ácido acetilsalicílico con otros compuestos, como el caso de la codeína, solamente se deben consumir bajo prescripción médica.

Con respecto a los niños, la recomendación general es consultar siempre antes de suministrarle cualquier analgésico, detalló el experto.

El gastroenterólogo Pablo Navarro calificó el medicamento como "excelente para aliviar el dolor", siempre que se respete la dosis dosis terapéutica.

Otro elemento que aumenta el riesgo de problemas hepáticos es la ingesta de alcohol con acetaminofén, indicó por su parte Navarro.

La Biblioteca Nacional de Medicina los Estados Unidos exhorta a evitar su uso si toma tres o más bebidas alcohólicas diarias.

gastroenterólogo, pablo navarro