Costa Rica consume pocas grasas "trans" artificiales, a pesar de no tener una ley al respecto

Mientras Estados Unidos lucha para vetar la presencia de las grasas "trans" artificiales de los alimentos, Costa Rica ha logrado reducir su consumo sin verse obligado a emitir legislación al respecto.

Así lo explicó el investigador en el tema del Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa), Rafael Monge.

Según Monge, el parteaguas en el país data de 1996 cuando se desarrolló un proyecto de salud coronaria que demostró el peligro de esta sustancia para las arterias y el corazón.

El proyecto reveló que la principal fuente de estas grasas era el aceite de soya. Desde entonces, las autoridades de salud coordinaron con la industria alimentaria para paulatinamente modificar ese producto.

INVESTIGADOR DE INCIENSA, DR. RAFA MONGE

Monge explicó que la coordinación entre el sector académico del país, el Ministerio de Salud y la industria de alimentos, permitió reducir el consumo de esta sustancia sin la necesidad de emitir leyes que veten o regulen la venta de productos que la contengan.


INVESTIGADOR DE INCIENSA, DR. RAFA MONGE

El experto señaló que aunque no existen datos a nivel nacional del consumo de estas grasas, sí se hizo un estudio a pequeña escala que demostró la reducción.

Monge evaluó la alimentación de los adolescentes en el país y demostró que en 1996 más del 60% de ellos consumían 4% de energía derivada de estas grasas, cuando lo recomendado es menos del 1%

Para el 2006, el mismo estudio reveló que ese 60% pasó a consumir solo 2% de energía derivada de las grasas trans, y un 40% el menos del 1% recomendado. La muestra es de 350 adolescentes en ambos años.

Internacionalmente, la evidencia científica muestra que las "trans" contribuyen a obstruir las arterias y que incrementan significativamente el riesgo de enfermedad cardíaca.

Por este motivo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) busca vetar estas sustancias y sacarlas de la lista de "generalmente seguras" a la que pertenece actualmente.