Déficit fiscal e infraestructura son los dos retos principales de Solís para 2015

prioridades​Mandatario señala los desafíos primordiales para el año que se avecina

Lograr la reestructuración fiscal que el país necesita e impulsar la construcción de infraestructura vial, principalmente en carreteras cantonales, son los dos principales retos del gobierno para el 2015, según el presidente de la República, Luis Guillermo Solís.

El mandatario aseguró que el país requiere buscar soluciones para reducir el déficit fiscal cercano al 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), que representa ¢1,3 billones y afecta las finanzas públicas y la inversión social.

Solís aseguró que para lograr una reestructuración fiscal es necesario que los proyectos de ley para luchar contra la evasión y el contrabando avancen en la Asamblea Legislativa.

Como parte de su propuesta para buscar el equilibrio fiscal, el Gobierno buscará transformar el actual Impuesto General sobre las Ventas en un Impuesto al Valor Agregado (IVA), que implicaría pasar de un tributo del 13 por ciento a uno del 15 por ciento en dos años y que gravaría no solo productos sino también servicios como educación y salud, éstos dos últimos con tasas más bajas.

La propuesta de reestructuración fiscal de Solís incluye también pasar de un impuesto de renta a uno de renta global, lo que de acuerdo con el vicepresidente, Helio Fallas, le permitiría al país reducir el déficit fiscal en cuatro puntos del PIB en los próximos años.

Solís dijo a AmeliaRueda.com la mañana de este jueves, luego de participar en el circuito presidente de la Vuelta Ciclística en La Aurora de Heredia, que otro de sus grandes retos para el próximo año es mejorar la infraestructura vial en los cantones del país.

Según el Presidente, para lograrlo es necesario que las municipalidades ejecuten más recursos destinados a mejorar y construir caminos cantonales.

De los $60 millones (¢32.700 millones) del empréstito con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destinados a mejorar la Red Vial Cantonal, solo se ha ejecutado un 17 por ciento (equivalente a ¢5.559 millones) del monto, lo que mantiene el rezago en las rutas municipales.